Lo que debe saber de la donación de órganos

9 de febrero del 2018

Así puede salvar millones de vidas.

Lo que debe saber de la donación de órganos

En Colombia 25.000 personas necesitan un trasplante de riñón, hígado, corazón, pulmón y en menor frecuencia, de páncreas. A lo largo de los años, muchas historias se han tejido acerca de la donación de órganos generando una disminución en el número de donantes. En 2012 eran 12 por millones de habitantes, mientras que en 2016 eran ocho.

A pesar de que Colombia fue uno de los primeros países en realizar un trasplante y en decretar que todo ciudadano es un donante en potencia, todavía hace falta una cultura alrededor del tema. Es por eso, que diferentes entidades como la Fundación Cardioinfantil se han preocupado por romper aquellos mitos que son frecuentes sobre la donación de órganos y tejidos, para que cada vez más personas puedan comprender la verdad y la importancia de convertirse en donante.

“Se despertó y le sacaron los órganos en una tina”

Falso. Los trasplantes solo se pueden hacer en grandes centros hospitalarios, no se pueden extraer órganos en un garaje o en una casa. En el país solo 24 están autorizados. El cuidado y la preservación del órgano es fundamental para garantizar que se pueda realizar el trasplante. Por ejemplo, la conservación de un riñón es de 12 horas, la del hígado es de ocho, mientras que el del corazón y el pulmón es solo de solo cuatro.

“Existen mafias que le quitan los órganos a la gente y se los venden a extranjeros”

Falso. Para que un extranjero pueda recibir un trasplante debe vivir en Colombia y tener cédula de extranjería superior a dos años. Muchas personas necesitan trasplantes de manera inmediata por lo que extranjeros no contarían con el tiempo necesario para hacer parte de una lista de espera en Colombia.

Las listas de espera se organiza teniendo en cuenta la mejor compatibilidad que se tenga entre el donante, el paciente y la urgencia con la que se necesita realizar el procedimiento. Adicionalmente, todas las instituciones que realizan los procedimientos son auditadas de manera constante por el Instituto Nacional de Salud.

“Todos los donantes deben ser personas que murieron”

Falso. Existen donantes vivos. Esta práctica médica solo se realiza con aquellos pacientes que sean familiares directos de la persona afectada. El acompañamiento es permanente y se le indica al donante vivo las posibles complicaciones de la donación dependiendo del órgano que se vaya a intervenir. Se estima que el 80% de los donantes vuelven a ser socialmente productivos luego de superar el año de la intervención quirúrgica.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO