Una forma sana y casera de limpiar su colon

Una forma sana y casera de limpiar su colon

26 de abril del 2018

El estreñimiento, los síntomas de debilidad, el cansancio o incluso algunas molestias intestinales y de estómago le pueden indicar que tiene problemas con su colon. Por eso, mantener esta sección del sistema digestivo limpia y saludable es sumamente importante, ya que es una de las partes del intestino que más nutrientes absorbe, pero a su vez es la que más toxinas y desechos acumula, lo que puede alterar su normal funcionamiento.

Por eso, lo mejor es estar siempre prevenido y tratar de mantener el colon sano, para evitar recurrir a medicamentos que pueden afectar otras zonas del cuerpo, o someterse a exámenes incómodos como la colondoscopia. La manera más adecuada de tenerlo sano puede estar, incluso, en la nevera de todos.

Existen algunos elementos naturales que resultan muy beneficiosos para tener el colon sano: uno de ellos es el limón, debido a que es un potente depurativo que permite eliminar gran cantidad de toxinas del organismo de forma sencilla. La manera más fácil de prepararlo es exprimiendo un limón entero en un vaso de agua caliente y tomarlo en ayunas, durante siete días seguidos, y después de haber cumplido el ciclo, puede tomarlo una vez por semana.

Con el aloe vera también se pueden lograr buenos resultados, y su preparación es también con agua. Lo ideal sería licuar unos cuantos trozos del aloe con el líquido hasta lograr una bebida no muy espesa, y así tomar un vaso diario, en ayunas. Esta mezcla se deberá consumir por siete días, y lo mejor, es suspender su uso luego del tiempo y retomarlo si es necesario.

Cualquiera de las opciones es efectiva, lo más recomendable es usar solo una.

Otra opción es utilizar semillas de chía, agua y limón. Lo ideal es meter las semillas en agua al menos una hora, para que pueda surtir efecto, luego, se le agrega un limón exprimido y se refrigera. El uso de este se debe hacer dos veces al día, una vez en ayunas y otra en la tarde, y se debe usar al menos cuatro días.

La última fórmula es con vinagre de manzana. Se debe mezclar con una cucharada de miel y con agua caliente, y se debe tomar diariamente, en ayunas, durante tres semanas.