¿Cómo aprovechar un día de meditación?

¿Cómo aprovechar un día de meditación?

31 de mayo del 2018

El día a día puede traer estrés, preocupación y desesperación, la academia ni el trabajo podrán esperar a que usted se reponga y encuentre la paz, pero por medio de la meditación puede llegar a encontrar un poco de tranquilidad en medio de una rutina frenética y caótica.

La meditación es una práctica o proceso en el que la persona pone su mente a trabajar de forma diferente, consciente y, según culturas asiáticas, tiene el fin de promover la relajación, hacer más fuerte la energía interna y alzar la fuerza de vida. Así es como el individuo se hace compasivo, amoroso, paciente, generoso y se la hace fácil perdonar.

Gracias a la meditación se puede autorregular la mente en cualquier punto del día, de esta manera, no solo se libera el estrés, también se disminuye la ansiedad, la estabilidad emocional mejora, la creatividad aparece, aumenta la felicidad, se genera claridad y paz mental. Igualmente, la presión sanguínea se regula, los dolores de cabeza, el insomnio y problemas musculares y de articulaciones son menos frecuentes. También se comenta que el sistema inmunológico se hace más resistente.

Un tip importante a la hora de meditar es escoger el mejor horario, el que se adapte perfectamente al estilo de vida que lleva, en el que sepa que no será interrumpido, para que sienta la libertad de relajarse y disfrutar de este pacífico momento. Un ejemplo puede ser en la transición natural del día a la noche, es decir, al atardecer. Además, elija un lugar donde acomodarse.

Al sentarse, hágalo de manera cómoda y con buena postura, con la columna erguida, hombros y cuello relajados, con los ojos cerrados durante toda la práctica, evitando las distracciones. No es necesaria la postura de loto. Lo ideal es tener el estómago vacío, pero sin sentir hambre, si acaba de comer es más fácil quedar dormido. Un consejo básico, es bueno meditar después de dos horas de haber comido.

Puede realizar algunos ejercicios de calentamiento de yoga antes de sentarse a meditar, así se contribuye a la buena circulación. Durante el proceso, respire profundamente, logrando un estado mental pacífico. Al terminar, abra los ojos lenta y gradualmente, tómese su tiempo para reincorporarse en el día normal.