Los mejores alimentos para una buena digestión

Pixabay

Los mejores alimentos para una buena digestión

10 de Septiembre del 2017

Tener una buena digestión es fundamental para la salud de cuerpo y estos podrían ser una serie de consejos para lograrla.

Normalmente, en la vida diaria, siguiendo la rutina del trabajo, corriendo por entregas de la universidad o simplemente respondiendo a las responsabilidades del día a día, a veces se olvida de alimentarse bien, y no en términos de una dieta orgánica con ingredientes exóticos, sino una que nutra básicamente nuestro cuerpo y mantenga el bienestar. Por eso los alimentos son necesarios para ayudar a lograr el objetivo de tener una buena digestión.

Una buena digestión consiste en convertir los alimentos en sustancias que puedan ser absorbidas y aprovechadas por el organismo.

¿Cómo saber que hay una pobre alimentación?

Los síntomas pueden ser muy claros, entre ellos, el mal aliento, dolor abdominal recurrente, inflamación, flatulencias, entre otros. Para evitar pasar por esas incomodidades, siga estas recomendaciones.

La fibra es fundamental, no es un mito que los cereales, las frutas y las verduras ayuden al organismo porque sí. Lo que los alimentos ricos en este componente hacen es, ayudar a que la comida se mueva con facilidad por los intestinos. Aparte de los alimentos mencionados, el consumo de leguminosas también es una buena fuente de fibra. Las únicas que no son recomendables son, la col risada, la coliflor y las coles de Bruselas, ya que necesitan demasiada energía para descomponerse y ser digeridas, terminando con un dolor estomacal en la persona.

Las carnes magras son recomendadas porque su cantidad de grasa es menor al 10% de lo consumido, entre ellas están el pavo, el conejo, el pollo sin piel y la ternera.

Alimentos probióticos; estos nutren y colaboran a la buena digestión. Otorgan bacterias sanas a la flora intestinal. Los productos fermentados y cultivados, como el yogurt, quesos u otros lácteos, que no contengan mucha azúcar, son ricos de esta manera, se sugiere consumir, al menos, uno diario. Por otro lado, los prebióticos, ayudan a que estas bacterias crezcan fácilmente en el organismo, están presentes en las frutas y verduras, granos enteros, semillas, salvados de trigo y maíz, entre otros.

El agua, para toda situación, siempre es muy recomendable. Para la digestión es necesaria porque así se logra la mezcla de todos los alimentos en el organismo y en el momento de excreción, cuando el cuerpo no está lo suficientemente hidratado, se hará más difícil expulsar. Por más de que se ingieran todas las comidas mencionadas al principio, si no se bebe agua como es dicho, no servirá de mucho.

Para finalizar, el fragmentar la dieta puede ser útil, tener varias comidas al día hace que la digestión persista y el cuerpo esté cargado a través del día. Tres comidas principales y dos colaciones entre ellas son recomendadas. También, evitar el consumo de bebidas alcohólicas, hacer ejercicio frecuentemente, reducir los niveles de estrés, reflejarán una buena salud en su cuerpo, elementalmente en una buena digestión.