Cómo vivir el presente sin perturbarse por el futuro o pasado

Cómo vivir el presente sin perturbarse por el futuro o pasado

7 de Mayo del 2015

Se dice que somos controladores en potencia. Es tal el control que fantaseas con el día que vas a vivir: las personas sonriéndote, el tráfico y el clima convenientes, con todas tus ocupaciones resueltas, sin afanes y cumpliendo todos tus objetivos planeados.

Incluso esto se manifiesta cuando vas a tener una conversación importante y sueles querer controlar en tu mente, lo que el otro va a decirte, como si fuera un guión teatral. O cuando emprendes un proyecto, pretendiendo controlar el desarrollo de cada fase. Ya sabrás que esto no es posible ni saludable.

Porque ante lo insatisfecho o frustrado por el control que no puedes ejercer, le permites a tu mente que te domine con pensamientos negativos, pertenecientes al pasado y al futuro. Desconcentrándote, aumentando los sentimiento negativos que produce el que no sucedan las cosas como esperabas o el no vivir como deseas en tu mente. Te estresas o enfureces con mayor frecuencia, te amargas a ti mismo tensionando y ocasionando dolor a tu cuerpo.

Aunque hay que planear y prever ciertas cosas hay que hacerlo con desapego. Es decir que es normal tener una idea de cómo sería todo pero no esperes que se cumpla al pie de la letra ni que todo suceda como deseas, hay cosas que son y otras que sencillamente no deben ser ni suceder.

Es importante que entiendas que todo ya está organizado por una gran fuerza superior, que te creó, que todo lo ha determinado y justamente le entrega a cada quien lo que realmente necesita. Trabaja en tu espiritualidad si quieres deshacerte de esa manía de controlarlo todo, confiando en ese poder Supremo, amoroso y justo. Aprendiendo a conectar con su voluntad de forma consciente y constante.

Para comprender más la “Perfecta voluntad Divina”, es útil recordar unos instantes las veces que has tomado una “mala decisión” o las cosas no ocurren como esperabas. Siendo consciente de cómo te sentiste en ese momento y qué pasó con el tiempo: bien pudiste aprender a no cometer el mismo error o el tiempo te mostró que lo que parecía ser desacertado o que no salió como esperabas, resultó ser lo más conveniente.

Por ejemplo, una labor que dejaste de hacer pero que en otro momento hiciste sin complicaciones, una inversión que no hiciste y al tiempo salió mal, un viaje al que no fuiste pero supiste que fue terrible, una relación que terminaste y te ha permitido vivir otra relación mejor, cosas que dejaste por decir a alguien pero que en ese momento no era el mejor y que la vida se encargó de manifestarlo por ti.

Recordar que “el tiempo todo lo muestra o todo lo sana”, ayuda mucho, además de ser consciente de todas las veces que has tenido tiempos difíciles en los que nada parece funcionarte o salir “bien” y cómo al final sales victorioso, más sabio, cómo al final te sientes mejor ante la tempestad o una aparente decisión mal tomada.

Ahora, para hacer más poderosa tu conciencia y tu capacidad de vivir en el presente, recuperando el control sobre tu mente y tus pensamientos, soltando el control malsano sobre las personas y situaciones, regálate unos minutos para hacer este ejercicio inspirado en las asanas de equilibrio.

YogaEscoge un punto fijo y apóyate en un solo pie, ojalá el pie con el que te cueste más mantener el equilibrio. Balancea continuamente la pierna que levantaste, hacia adelante y hacia atrás, mientras tratas de conservar el equilibrio y para hacerlo más difícil cierra ocasionalmente los ojos durante un lapso de tiempo del ejercicio.

Así caigas una y otra vez sigue intentándolo y juega a desequilibrarte a ti mismo. Esto te ayudará a aprender a soltar el control, a encontrar la estabilidad ante lo que es difícil controlar, te enseñará a programar tu mente a centrarte en el instante y dejar esa tendencia de viajar entre el pasado y el futuro.

“Aprende a vivir con fe-licidad el instante presente, porque es perfecto, es lo real y necesario para tu crecimiento interior”

Shanti Om – Bendiciones y deseos de paz para tu vida

Andrea Rodríguez González

Instructora de Yoga y Terapeuta Alternativa

twiter: @Andrea_yogaveda

http://yogaveda.com.co/

http://yogaorganizacional.com/

Facebook: Yoga Veda – Bogotá