Que la indigestión no arruine sus planes en diciembre

Freepik

Que la indigestión no arruine sus planes en diciembre

26 de noviembre del 2018

En diciembre es habitual que las personas aumenten el consumo de alimentos, especialmente grasos o con altos contenidos de azúcar, y aunque es tradición, puede traer graves problemas que si no son bien tratados, podrían dañarle la época navideña.

Además, existe un precedente para estar alerta ante la indigestión, pues en América Latina, se estima que el 31 % de las personas han experimentado de algún síntoma de regurgitación o de reflujo. Por eso, el doctor Carlos Fernández Newball, asesor médico de Bayer, informó que “es muy común a fin de año tener pacientes con distintos grados de molestia, por alteraciones del funcionamiento en el aparato digestivo tales como reflujo, pesadez o llenura”.

Ante esta postura, el especialista también analizó que en diciembre aumenta la ingesta de alimentos y por eso, desarrolló una lista de cinco consejos básicos, que de acatarse a la perfección, podrá evitar cualquier tipo de indigestión en las personas y así no amargará las festividades navideñas.

En primer lugar, Fernández indicó que lo más adecuado es alimentarse con productos ricos en fibra, como frutas, verduras, nueces, leguminosas, como lentejas y garbanzos, porque contribuyen a una buena digestión y regulan los movimientos intestinales.

También aseguró que es importante mantener los horarios en las comidas, para no desorganizar el reloj biológico del cuerpo. Es necesario que la última comida antes de dormir, se ingiera aproximadamente dos horas antes.

Por otro lado, informó que es necesario comer despacio, ya que hacerlo de manera acelerada puede provocar digestiones pesadas. Hay que masticar cada bocado y triturar en trozos pequeños la comida, pues esto promueve la segregación de enzimas para absorber todos los nutrientes.

Lo más importante podría ser el cuidado que se tenga con las combinaciones que se hagan en diciembre. Las comidas ricas en grasas o condimentos con salsas picantes pueden favorecer la acidez. El consumo excesivo de alcohol, chocolate, café, tomate, jugo de frutas o salsas también aumentarían este efecto negativo en el organismo.

Por último, recalcó que el uso del cigarrillo afecta notablemente en el proceso digestivo, por lo que recomendó a los fumadores intentar dejarlo o al menos disminuir su consumo.