Lácteos enteros reducen la tasa de enfermedad cardiovascular

Lácteos enteros reducen la tasa de enfermedad cardiovascular

12 de septiembre del 2018

Un reciente estudio reveló que el consumo de lácteos enteros o aquellos alimentos derivados del mismo, podría llegar a reducir la tasa de enfermedades cardiovasculares entre las personas.

Así lo demostró el estudio que llevó a cabo la Universidad McMaster, en Canadá, en más de 130.000 personas en 21 países. El resultado de esta investigación reveló que aquellas personas que consumieron tres dosis de lácteos sin desnatar al día, presentaron tasas más bajas de mortalidad y enfermedad cardiovascular, en comparación con el grupo de quienes tomaron menos de media porción al día. Lo que pone entredicho aquella creencia en las personas que consumir este tipo de alimentos eran perjudiciales para la salud.

Mahshid Dehghan, integrante de equipo científico, indicó que a diferencia de lo que muchas personas pensarían, los lácteos enteros generan grandes beneficios a la salud de los consumidores. Pero señaló que se necesita más investigación para entender por qué los lácteos se asocian con niveles más bajos de enfermedades cardiovasculares.

“Los resultados muestran que los lácteos enteros son beneficiosos para la salud cardiovascular”. Por ello, “el consumo de estos productos no debería desaconsejarse e incluso debería fomentarse en países de bajos y medios ingresos, donde su ingesta es mucho menor que en Norteamérica o en Europa”, recalcó el experto.

Pero no solo eso, el investigador recalcó que los lácteos enteros contienen elementos saludables, incluidos aminoácidos específicos, grasas insaturadas, vitaminas K1 y K2, calcio, magnesio, potasio y probióticos.

Según la Organización Mundial de la Salud, las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en el mundo y se estima que solo en 2015 murieron por esta causa 17,7 millones de personas, lo cual representa un 31% de todas las muertes registradas en el planeta.