¿Desánimo? Aquí las claves para recuperarse

27 de febrero del 2015

¿Te has preguntado por qué anhelas lo que deseas?

Motivación

Motivación significa en latín motivus  (movimiento) y Ción (acción o efecto),  es decir lo que impulsa al individuo a hacer ciertas acciones y mantener la conducta hasta lograr alcanzar sus objetivos. Está asociado a voluntad e interés. O sea es la voluntad para hacer un esfuerzo que lleve a las metas.

Es importante tener en cuenta que la motivación son esas razones que nos mueven para conseguir lo que queremos. Cuando no tenemos claro esa fuerza que nos empuja y que nos impulsa sentimos desmotivación o desinterés.

He encontrado que la desmotivación es esa sensación de falta de ganas de algo, desinterés y falta de energía para lograr los objetivos trazados. Muchas veces esto pasa porque los objetivos trazados no nos satisfacen para nada, no le encontramos sentido o porque esas metas no se originaron en cada uno, y me atrevo a decir, que es porque no tenemos claro el para qué elegimos lo que hacemos o  lo que se supone que queremos. Ese para qué es la razón detrás del objetivo.

En otras ocasiones, damos el poder de estar motivados a algo o alguien externo y si no nos “motivan” pues nos desmotivamos. Resulta que eso nos hace perder el control de nuestras vidas. La pregunta es, ¿te conviene?

¿Es importante conseguir lo que hoy te propones en tu vida?

Si la respuesta es sí, pregúntate ¿para qué? ¿Qué siento cuando consigo mis metas?

Que esta razón sea fuerte para ti, asociada a placer y con sólo recordarlo mantendrás las ganas y la atención para conseguir tus metas. Recuerda que a veces la vida nos pone desafíos, míralo como pruebas que debes superar si lo que hay detrás es importante para ti.

Cuando tienes claro para qué lo quieres y estás motivado, buscarás desarrollar lo necesario para conseguir tus metas. Si no, te apegarás a las excusas para desistir.

La motivación es una sensación que te lleva a moverte. Elige apasionarte a todo lo que haces, incluso a aquello que por obligación tienes que hacer. Busca las mejores razones para hacer y para mantener tu motivación.

Una vida sin motivación es una vida sin propósito.

Haz una lista de mínimo 10 cosas que en tu diario vivir te motiven, busca que no dependa de nadie y de nada que no puedas buscar cuando necesites inyectarte más motivación y ganas en tu existir.

Daré algunas ideas que pueden servirte:

-Buscar contacto con la naturaleza.

-Hacer algún deporte o actividad física.

-Escuchar música que te guste e inspire.

-Salir.

-Descansar.

-Meditar.

-Aprender a controlar el estado emocional.

-Realizar actividades que te apasionen, encuentra el tiempo para hacer lo que te guste.

-Alimentar su mente con pensamientos positivos, se agradecido y enfócate en lo bueno.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO