Día Mundial del Síndrome de Down: un llamado social

21 de marzo del 2019

Es necesario romper los estereotipos.

Día Mundial del Síndrome de Down: un llamado social

foto: shutterstock

El 21 de marzo fue designado por La Asamblea General de las Naciones Unidas como la fecha para celebrar el Día Mundial del Síndrome de Down, con el fin de que este tema sea tratado en todos los países y se cierre la brecha que hay con este sector poblacional.

En todas las regiones existe una porcentaje de personas que nacen con esta condición de salud. En Colombia hay una estadística donde se estima que de cada mil nacimientos hay un bebé que llega al mundo con Síndrome de Down.

Desde el 2015 se viene trabajando en esta fecha bajo distintos lemas, para 2019 se designó “No dejar a nadie atrás” con el objetivo de aumentar la conciencia pública y el incremento de políticas para las personas que vivan con este trastorno genético.

KienyKe.com habló con Luz García, directora de la Corporación Síndrome de Down, ella señaló que es necesario dejar de lado los prejuicios y entender que las personas con esta condición tienen las mismas capacidades que el resto de la población.

“La persona con Síndrome de Down, es una persona como cualquier otra. Son Luis, María, Teresa (…) El primer entorno de inclusión es la familia. Si la familia comprende que el que su familiar tenga esta condición, no afecta su capacidad para ser miembro de esa familia, para amar y ser amado”.

Por otra parte, el síndrome se presenta en el organismo cuando hay una alteración genética en la cual las células del bebé poseen en su núcleo un cromosoma de más o cromosoma extra, es decir 47, cromosomas en lugar de 46.

¿Cuáles son los prejuicios más frecuentes? Luz García señaló una serie de estigmas sociales que hay al rededor de las personas con esta condición:

  • Deficiencia para aprender con facilidad o negarse al estudio
  • El compromiso cognitivo depende de la intensidad de sus características físicas
  • Problemas de comportamiento como parte de su condición
  • Asexuados o por el contrario que son demasiado activos sexualmente

Para la directora de la Corporación todo lo anterior es falso debido a que el individuo con esta particularidad evoluciona según el apoyo que haya en su entorno. Según los especialistas, el síndrome del down no solo depende de las condiciones medicas sino de sus interacciones sociales.

A continuación una serie de recomendaciones que hace García para aquellos padres primerizos que se enfrentan al Síndrome del Down:

  • Requieren cuidados médicos especiales al nacer, ya que un alto porcentaje pueden presentar cardiopatías
  • Es importante que los padres reciban apoyo emocional especialmente si la noticia de la condición de su bebé la conocen solo al momento de su nacimiento.
  • Es fundamental la forma como el equipo médico de la noticia a los padres sobre la condición de su hijo. Afortunadamente la vida de las personas con Síndrome de Down es muy diferente hoy en día a lo que era antes.
  • Transmitir con total honestidad a los padres, un sentimiento de esperanza y positivismo hacia la vida que tendrán sus hijos  y ellos como familiares de una persona con esta condición

Dentro de las leyes colombianas hay parámetros que apoyan a quienes poseen este trastorno y respectivamente a sus familias, pues el país cuenta con una serie legal donde se dictamina que estas personas deben ser tratadas por igual.

“Muchos de estos derechos hablan de acceder a las mismas oportunidades que cualquier otra persona: a la información, a la educación inclusiva y a una vida independiente. En el país se han venido realizando acciones tanto desde la normatividad como desde las prácticas  para que estos derechos sean reconocidos y respetados. “, dijo Luz García.

Es hora de que todos seres humanos creen conciencia acerca de esta condición de salud que puede afectar a cualquier persona. El Síndrome de Down no es una problemática sino es una condición que abre la puerta a nuevas experiencias.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO