Diez claves para reducir la barriga y tener el abdomen soñado

Diez claves para reducir la barriga y tener el abdomen soñado

15 de enero del 2015

Estar en forma y acabar con esa indeseable barriga no es solo una cuestión estética. Esos centímetros de más pueden poner en riesgo su vida.

El perímetro abdominal, o circunferencia a nivel del ombligo, debe ser menor de 90 centímetros para los hombres y de 80 centímetros para las mujeres.

¿Ya se ha medido? Si es superior a estos valores, aumenta el riesgo de padecer infartos o accidentes cerebrovasculares; favorece el aumento del colesterol y triglicéridos, altera los niveles de azúcar e insulina produciendo diabetes, y aumenta la tensión arterial. Todo esto sin importar la edad.

A nivel abdominal existen dos tipos de grasa: La visceral, que es aquella que está detrás de los músculos abdominales, que recubre los órganos. Es considerada la más peligrosa pues libera sustancias toxicas y altera el metabolismo. Es la “barriguita dura”.

La segunda es la grasa subcutánea, que está por debajo de la piel; el molesto “rollito” que es más fácil de reducir.

Bajar de peso, gordura

Sin importar que sea fácil o difícil reducirla, lo importante es dar los primeros pasos. Aquí ofrecemos una ayuda:

1. Realizar actividad física de manera regular, combinando entrenamiento cardiovascular y de fuerza. Este tipo de actividad no convierte la grasa en músculo, y en cambio acelera el metabolismo.

2. Evite el consumo de bebidas ricas en azúcar. Gaseosas, té helado, jugos naturales e industrializados, e incluso las versiones ‘light’, entran en esta lista. Al exceso de azúcar el cuerpo lo convierte en grasa y lo almacena a nivel abdominal.

3. Si tiene fructosa o jarabe de maíz de alta fructosa no lo consuma: lea la etiqueta y lista de ingredientes de los alimentos que consume; muchos de los alimentos light o de dieta suelen contener estos ingredientes enemigos de su anhelado abdomen plano.

4. Reduzca el consumo de licor. Recuerde que el alcohol es azúcar fermentado; al ingerirlo en altas cantidades se convertirá en grasa y directamente irá a la barriga. Una cerveza equivale a 4 tajadas de pan, así que haga las cuentas.

5. Reduzca las porciones de harinas que incluye en sus comidas, y prefiera las versiones integrales. Si le cuesta comer porciones más chicas, consuma agua con semillas como linaza o chía antes de sus comidas, y se sentirá más satisfecho

6. Evite los carbohidratos en la noche, incluso las frutas. Que su comida sea una deliciosa y abundante ensalada con una porción de proteína. Adiós al café con pan.

7. Evite los jugos, incluso los naturales. Prefiera las frutas enteras y pintonas o no tan maduras, y ojo con la porción: no más de un pocillo o puño de la mano 3 veces al día.

8. Evite los ayunos prolongados y no se salte las comidas: realice una comida cada 3 a 4 horas. En los snack incluya alimentos ricos en nutrientes pero bajos en calorías, como vegetales o pequeñas porciones de frutas

9. Y si le ataca la ansiedad, pique alimentos con calorías negativas; es decir que el cuerpo gaste más calorías metabolizándolos que las que ellos aportan: por ejemplo los champiñones, el apio y el pepino cohombro.

10. Los dulces en el postre: comerlos como postre en vez de comerlos entre horas, en ayunas, o con el estómago vacío. Esto hace que el cuerpo no absorba completamente los azucares. Recuerde moderar la frecuencia y cantidad de sus gustos.

Por: Maritza Gómez Leguizamón

Nutricionista Dietista – Universidad Nacional de Colombia

Terapeuta Certificado Banda Gástrica Virtual® e Hipnosis Clínica Reparadora. Instituto Scharovsky. Buenos Aires, Argentina

Twitter:@NutriSaludFit y Facebook nutrisaludalternativa.