Enfermedad coronaria, el mal que cada vez más ataca a los jóvenes

Enfermedad coronaria, el mal que cada vez más ataca a los jóvenes

7 de Junio del 2015

El cardiólogo Gilberto Estrada Espinosa, quien lidera el III Congreso Internacional de Cardiología que se realiza en la Fundación Clínica Shaio, explica que cada tres segundos una persona muere en el mundo a causa de un ataque al corazón. Además que cada vez más los jóvenes están entre los afectados por causa del estrés, el agite y la presión que siente el ser humano para desarrollar sus actividades diarias.

Lea también: ¿De qué mueren los colombianos?

“Es una epidemia, una pandemia. Esa mortalidad no la ha producido ningún otro tipo de enfermedad a diferencia de las antiguas pestes de siglos pasados. En este momento, sigue siendo la primera causa de muerte en el mundo. Hemos logrado disminuir la mortalidad con todas estas nuevas tecnologías, estrategias terapéuticas y farmacológicas que tenemos. Pero no hemos podido bajar el número de eventos cardiacos. Sigue siendo una epidemia no controlada. Por eso, este año a nuestro congreso lo llamamos: ‘Enfermedad cardiovascular, una epidemia sin fronteras’”.

Dr Gilberto estrada

El cardiólogo Gilberto Estrada Espinosa.

En los 60 años de la Fundación Clínica Shaio la educación continuada  y la formación de especialistas han sido de gran importancia. El objetivo con los encuentros académicos como el III Congreso Internacional de Cardiología es compartir con los médicos generales y enfermeras los conocimientos para buscar la prevención de la primera causa de muerte en el mundo: la enfermedad coronaria, la enfermedad cardiovascular.

Lea también: El insomnio, el estrés y las gaseosas pueden matarlo

Según Estrada, son múltiples los factores que hacen que las arterias se tapen. Hay un factor genético importante y los malos hábitos de las personas. “Se trata de una enfermedad multifactorial, es decir, hay múltiples factores para que las arterias se tapen. Además es progresiva porque a medida que el ser humano vive más es más frecuente que se tapen las arterias. Hasta el momento no hay curación. Hay paliación y hay cómo controlar los daños de las arterias. En  este momento estamos buscando una cura pero aún no la vislumbramos”. De ahí la necesidad de los cardiólogos del país de reunirse periódicamente.

La primera forma de prevención es que las personas cambien su estilo de vida. También es de vital importancia aprender a vivir sanamente, comer sanamente y hacer ejercicio.