Crohn: una enfermedad incurable y discapacitante

Crohn: una enfermedad incurable y discapacitante

28 de marzo del 2017

La enfermedad de Crohn (EC) es un padecimiento inflamatorio crónico en el cuerpo, que se presenta en personas de 15 a 40 años. Aunque se desconocen las causas, puede ocasionar daños en cualquier parte del sistema digestivo, afectando principalmente una porción baja del intestino delgado o del instituto grueso (Colón y recto).

El médico y especialista en coloproctología del Hospital Las Américas en Medellín, Juan Ricardo Márquez, indicó para Kienyke.com que la enfermedad del Crohn puede estar relacionada con la colitis ulcerativa. “Aunque estas enfermedades están relacionadas porque la consecuencia de  ambas deriva de un tema inflamatorio, los síntomas son distintos, pues la colitis afecta en alto porcentaje de la mucosa del colón ocasionando diarrea y sangrado, pero la EC afecta el tracto digestivo por medio de unas ulceras profundas, ocasionando  en algunos hemorragias severas, perforación de órganos y llegar, incluso, hasta la muerte”.

En la mayoría de los casos, la EC puede generar que se formen cicatrices en el revestimiento del intestino, lo cual ocasiona que los alimentos y las heces pasen más despacio por el tubo digestivo produciendo dolor, cólicos, diarrea y sangrado. La enfermedad de Crohn puede afectar cualquier parte del intestino, y los síntomas que se presentan son distintos en cada persona. Los principales son, dolor abdominal, hemorragia en el recto, pérdida de peso, sangrado, fiebre, entre otros.

Según el especialista, la enfermedad de Crohn es de origen multifactorial. Significa que puede derivar de cuatro principales causas: inmunológico, genético, ambiental e intestinal. Las personas  que padecen este tipo de enfermedades tienen que convivir con el EC hasta la muerte pues no tiene cura.

“En el tema inmunológico, el cuerpo no sabe reconocer y aceptar agentes externos. Cuando esto sucede, algunos órganos se inflaman y empiezan a aparecer los primeros síntomas de esta enfermedad. Por otro lado el tema genético es otra causa recurrente en este tipo de enfermedades”, comentó el médico Juan Ricardo Márquez, quien aseguró que los malos hábitos alimenticios y el aumento de consumo de alimentos que contengan conservantes, químicos y preservantes  puede ser la causa de esta enfermedad, en Colombia 15 de cada 100 mil habitantes sufren este mal.

La mayoría de los expertos indican que de no tratarse de manera oportuna se podría generar graves complicaciones, como hemorragias severas que pueden conducir a la muerte, según el coloproctólogo es indispensable que a cualquier síntoma la persona se practique distintos exámenes como lacolonoscopia, sigmoidoscopia flexible, tomografía computarizada y radiografías, los cuales podrán definir si la causa del padecimiento es inmunológico o bacterial.

En la actualidad, este tipo de padecimientos se controla bajo tratamiento médico, acompañado por sugerencias de dietas o terapias nutricionales concominantes.  “Se trata de un procedimiento de antiinflamatorios, los medicamentos se pueden aplicar por vía oral, rectal o intravenosa, este última regularmente lo aplica un especialista que se asegura de que la paciente esté totalmente dormido”, indicó Márquez, que considera que las personas que sufren este tipo de enfermedades deben consumir una dieta más saludable y evitar los conservantes y químicos de productos que están en los mercados o consumir alimentos sintéticos.

Aunque hoy en día no existe ningún tipo de fármaco que cure la enfermedad, hay terapias que buscan mejorar la calidad de vida del paciente y retrasan la aparición de este tipo de síntomas. Algunas investigaciones indican que existen casos de pacientes de 5 o 6 años que empiezan a padecer esta enfermedad, sin embargo, tanto pediatras y gastroenterólogos están enterados del tema y realizan investigaciones de los casos.

En el mundo se presenta especialmente en países nórdicos y en Estados Unidos, donde casi 200 pacientes por cada 100.000 habitantes sufren de EC.

La EC es crónica y altamente discapacitante. Por esta razón, los especialistas recomiendan a sus pacientes seguir las indicaciones de su médico tratante, asistir puntualmente a los controles clínicos e implementar hábitos saludables que le permitan llevar una vida productiva y normal controlando la enfermedad.