La enfermedad detrás de la risa del Joker sí existe

11 de octubre del 2019

Conozca de qué se trata este padecimiento.

joker

@jokermovie

La risa compulsiva e incontrolable del Joker es una de las características más peculiares de este villano y enemigo de Batman. Los actores que han interpretado a este personaje han manifestado que este rasgo es uno de los más difícil de imitar, sin embargo, muchas personas no saben que esta manifestación se debe a una enfermedad real.

Hace poco se estrenó El Guasón, una de las películas más comentadas del año y ha sido muy bien recibida, no solo por el público, también por la crítica especializada que ha alabado la actuación de Joaquin Phoenix, puesto que los rasgos que se pensaron desde un principio para el payaso, los logra a la perfección.

La voz quebrada, sus impulsos nerviosos y la risa histérica que le es difícil controlar en los momentos más inesperados, Arthur Fleck, trata de componerse antes de comenzar su rutina de comedia real en la famosa Ciudad Gótica.

Aunque se ha pensado que el personaje es uno de los mejores villanos escritos por la imaginación de sus creadores, la verdad es que estos rasgos particulares están basados en una extraña enfermedad mental.

Este padecimiento tiene un nombre: labilidad emocional o síndrome pseudobulbar. Se caracteriza por estos momentos en los que las personas que lo sufren, pasan de una potente euforia que se manifiesta con una risa incontrolable a episodios de intensa tristeza.

¿En qué más consiste esta extraña enfermedad?

@jokermovie

El síndrome pseudobulbar se caracteriza por una reacción involuntaria y descontrolada de risa o llanto que es desproporcionada en relación a la situación que se está viviendo, y este tipo de impulso que se puede presentar en respuesta a sentimientos encontrados, pueden ser difíciles o imposibles de contener.

Este síndrome afecta la capacidad que tiene el cerebro al procesar las emociones, por lo que la persona que lo padece suele reaccionar de forma contraria a lo que este experimentado, y al igual que el conocido síndrome de Tourette (se caracteriza por muchos tics motores y fónicos que duran por más de un año), esta enfermedad no se puede parar e intentarlo puede agravar la situación.

De acuerdo a doctores de La Clínica Mayo, en Estados Unidos, los individuos que sufren de labilidad emocional, sienten y viven las mismas emociones que cualquiera, sin embargo, les es difícil expresarlas de la misma manera y su reacción es exagerada. Este síndrome es confundido con depresión por tener reacciones similares.

Joaquin Phoenix dijo en un comunicado que para la preparación de su personaje en el Joker, tuvo que estudiar a profundidad a pacientes con estos desórdenes neurológicos para su interpretación de una persona que se ríe incontrolablemente.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO