Beber licor durante la lactancia afectaría el cerebro de los niños

1 de agosto del 2018

El estudio se hizo en 5.000 bebés.

Beber licor durante la lactancia afectaría el cerebro de los niños

Istock

Un nuevo estudio realizado por investigadores australianos sugiere que sería mejor para el cerebro del bebé que las nuevas madres esperen para tomar licor hasta que hayan dejado de amamantar.

Esto se debe a que la exposición al alcohol en la leche materna se relacionó con una reducción en el pensamiento y las habilidades de razonamiento cuando los niños fueron evaluados a las edades de 6 y 7 años. Sin embargo, el efecto podría no ser duradero. Cuando los niños volvieron a someterse a una prueba entre los 10 y 11 años, el vínculo ya no era evidente.

“Mientras más licor bebían las mujeres, o más riesgosas eran sus borracheras mientras amamantaban, menor era la capacidad de razonamiento abstracto del niño a los 6 o 7 años“, dijo la autora del estudio Louisa Gibson, estudiante del doctorado en neuropsicología en la Universidad Macquarie, en Sydney, Australia.

“Esta falta de asociación en bebés que nunca habían sido amamantados sugiere que la reducción de las capacidades [de razonamiento] fue un resultado directo del alcohol en la leche materna y no debido a otros aspectos sociales relacionados con el consumo de alcohol“, explicó la experta.

Gibson estuvo de acuerdo. “La opción más segura es abstenerse por completo del alcohol durante el embarazo y la lactancia. Este estudio sugiere que no hay un nivel seguro de consumo de alcohol, y que cada bebida adicional causa un poco más de daño“, mencionó.

El estudio también evaluó el fumar mientras se amamanta, y no encontró que el consumo de tabaco causara algún efecto sobre la lactancia, pero la experta enfatizó que quizás este trabajo no fue capaz de capturar tales efectos.

Dijo que sospecha que fumar probablemente causa algunos efectos perjudiciales durante la lactancia, ya que hay evidencia de que sí lo hace durante el embarazo. Asimismo, sugiere a las madres abstenerse de fumar mientras se amamanta.

El estudio incluyó a más de 5,000 bebés y madres de Australia. Fueron reclutados en 2004. Los investigadores realizaron evaluaciones de los niños cada dos años.

Estudios previos también han demostrado que la exposición al alcohol o al humo de tabaco durante este período puede tener un impacto negativo, agregó.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO