¿Es placentero el sexo en la vejez?

¿Es placentero el sexo en la vejez?

7 de marzo del 2015

¿Por qué las personas mayores deben tener sexo?

La mayoría de los estudios que tienen más publicidad hablan de la sexualidad entre jóvenes y adultos, pero el tema del sexo en la vejez casi siempre se ha dejado a un lado. Exploramos este tema a través de varios especialistas: Flavia Dos Santos, sexóloga certificada del instituto Sessuologia Clínica Di Roma en Italia, consejera sexual, psicóloga, conferencista, presentadora y locutora. El doctor Leonardo Palacios Sánchez, Médico-Cirujano Especialista en Neurología, Decano de la Facultad de Medicina de la Universidad Del Rosario. La escritora y periodista María Paz Ruiz Gil, autora del libro ‘Sexo sin comillas’, y la doctora Lucía Nader Mor, psicóloga clínica, especialista en educación y terapia sexual y de pareja.

¿Existe deseo sexual en las personas mayores?

Flavia Dos Santos (F.D.S) Obvio. Nosotros somos seres sexuados hasta el último suspiro.

Leonardo Palacios (L.P) Por supuesto que sí. El deseo sexual rara vez se extingue por completo. Disminuye la producción de hormonas sexuales en ambos géneros, lo que conlleva a cambios físicos y una reducción, más no desaparición, del denominado apetito sexual.  Algunas mujeres que ya han tenido la menopausia disfrutan más de su sexualidad en esa etapa de la vida ya que la posibilidad de embarazo desaparece.

María Paz Ruiz (M.P.R) ¡Por supuesto que existe! Es un deseo que puede cambiar, que puede responder de manera diferente a los estímulos, pero que no deja de estar presente. Al hacerse mayor, el ser humano experimenta cambios, y esto puede afectar en mayor o menor medida el deseo sexual.

Lucía Nader (L.N) El deseo se mantiene en condiciones de salud adecuada, puede aumentar en muchos casos.

Lea también: Las curiosidades sexuales que usted debe conocer

¿Hay más encuentros sexuales en esa etapa que cuando son recién casados?

F.D.S: Depende de la persona, porque hay más libertad para hacer cosas sin preocuparse mucho con la opinión del otro.

L.P: Lo habitual es que haya muchos menos. En mi línea de investigación sobre “Neurobiología del amor” explico cómo hay diferentes etapas. Desde el punto de vista biológico las relaciones sexuales (específicamente el coito) tienen como objeto asegurar la reproducción y la supervivencia de la especie. Esto aplica totalmente a los seres humanos, que “sublimamos” esa función biológica mediante, a mi juicio, con el más hermoso y noble de los sentimientos: el amor. El amor de una pareja mayor, que lleva muchos años junta tiene menos actividad sexual, pero suelen entenderse muy bien, acompañarse, frecuentemente han formado una familia con hijos y nietos, y tienen una forma de amor que se denomina “Agape”, palabra de origen griego que se debe escribir “Agapē”. Se describe como un amor incondicional, en el que hay menos encuentros sexuales pero muchas otras razones para estar juntos.

M.P.R: Por lo general la vida sexual en la tercera edad es menos activa, pero también se ha estudiado que hay personas para todos los casos. Se puede hablar de menor actividad sexual por diferentes motivos, ya sean de salud física o no, pero la frecuencia suele situarse en un nivel más bajo que en etapas más tempranas. Lo que se ha demostrado  es que las personas afirman que lo que desean cambia y la satisfacción la pueden encontrar en otro tipo de caricias, encuentros o contactos.

L.N: La frecuencia puede disminuir no por la edad, sino por condiciones adversas en pareja, por monotonía o rutina o por alteraciones en salud.

veteranos

¿Las personas mayores necesita más estimulación erótica en pareja?

F.D.S: No necesariamente, las personas priorizan más la calidad que la cantidad y pasan más tiempo en los estímulos, no por necesidad sino  por sentir placer en eso.

L.P: La estimulación erótica (importante a cualquier edad) puede tomar más tiempo en el adulto mayor. Entre el 5 y el 25 % de los varones mayores de 65 años presentan impotencia (incapacidad para mantener una erección permanente que permita penetración).En ambas situaciones, y en manos de profesionales, hay solución, mediante reposición de hormonas femeninas en la menopausia, uso de cremas y sustancias que mejoran la lubricación vaginal y en los hombres la utilización de medicamentos que mejoran significativamente la erección

M.P.R: Los investigadores hablan de necesidad de otro tipo de estimulación. Lo que siempre se busca es el bienestar, y quizá lo que más funciona a los veinte años no es lo que seduce y lo que genera excitación después de los sesenta. El cuerpo, sus formas y sus cambios permiten una sexualidad un poco más pausada en algunos casos, y en otros una actividad sexual alta. La cuestión es escuchar el cuerpo y hacerle caso.

L.N: La imaginación y la fantasía o la creatividad son indispensables a cualquier edad.

Lea también: ¿Porqué los hombres prefieren el sexo mañanero?

¿Cuáles son los beneficios de tener sexo en la vejez?

F.D.S: Mejora muchísimo la calidad de vida, aumenta la expectativa de vida y disminuye bastante las enfermedades, sobretodo la depresión.

L.P: Conlleva muchos beneficios emocionales y físicos. Le permite sentirse mejor con su pareja, mantener intimidad, demostrar amor y sentimientos hacia ella, reducción de estrés, producción de hormonas relacionadas con el vínculo, particularmente oxitocina, que se produce en el cerebro.

M.P.R: Los beneficios del sexo son los mismos para cualquier edad. El sexo aumenta el bienestar y el placer de quien lo practica. Sin embargo no todas las personas necesitan del sexo de la misma manera.

L.N  Mejora del sistema vascular, fortalecimiento del sistema inmune, una mayor satisfacción con la vida en pareja.

¿Existe algún riesgo en practicar sexo de forma frecuente en estas parejas?

F.D.S: Para nada, el sexo no es algo nocivo a la salud ni causa problemas de salud o muerte. Solo si no hay protección contra enfermedades de transmisión sexual.

L.P: Si han tenido un “envejecimiento saludable” no conlleva ningún riesgo. Debe anotarse que con frecuencia después de los 65 años todos tenemos mayores probabilidades de tener situaciones médicas como hipertensión arterial, azúcar elevado en sangre, diabetes, artritis o enfermedades al corazón y otras que hacen que se deba tener algunas precauciones. Si existen dudas al respecto, es muy importante hablar con el médico personal para buscar orientación.

M.P.R: Los riesgos no son más altos por tener mayor edad, pero está recomendado saber cuál es el estado de salud de la pareja que tenemos para saber si tiene alguna condición física o mental que pueda verse influenciada por mantener una actividad sexual.

L.N  Ninguno conocido.

¿La disfunción eréctil puede ser un problema mayor en  la vejez?

F.D.S: Puede sobre todo por los medicamentos que toman algunos. Pero nada que no pueda ser resuelto.

L.P: En efecto, la reducción de hormonas en ambos géneros suele producir una disminución en el apetito sexual, como lo mencioné previamente. En la mujer, puede producir disminución en la lubricación de la vagina, y cambios en las paredes de la misma, y en el hombre dificultad para lograr una erección que permita una penetración.

M.P.R:. Es un problema que no sólo afecta en la vejez. La disfunción eréctil puede cambiar los hábitos sexuales y también el grado de satisfacción de la persona. Lo que se aconseja es conocer sus causas y por qué está afectando, tomar medidas en cuanto aparecen los síntomas y sumarse a los cambios que proponga el médico, quien es la persona indicada para dar las pautas a seguir en ese caso.

L.N: Si, está asociada a la edad y puede ser manejada con fármacos…

¿La menopausia está asociada en el escaso deseo sexual?

F.DS: El cambio hormonal provoca en algunas mujeres queda en la libido y la resequedad vaginal torna la penetración incomoda, es fundamental andar de la mano de un buen ginecólogo que esté atento a esas dificultades y ofrezca soluciones.

L.P: La menopausia no suele acompañarse de disminución en el deseo sexual, y por el contrario, algunas mujeres, teniendo la certeza que no hay posibilidades de embarazo disfrutan en forma más plena de su actividad sexual.

M.P.R: La menopausia puede acarrear una menor respuesta sexual debido al descenso de estrógenos y testosterona. La mujer experimenta cambios porque se está preparando para otra etapa y esto puede repercutir tanto en sus deseos como necesidades.

L.N: En algunos casos la pérdida hormonal puede alterar ciertas funciones fisiológicas como la humedad vaginal; la pérdida de andrógenos directamente relacionada con el deseo puede producir alteración de  la respuesta en general; hoy hay procesos médicos que recuperan la respuesta desde lo fisiológico. En algunas mujeres es una excusa para eludir una vida sexual no satisfactoria.

veteranos

¿Qué clase de ejercicios pueden realizar las personas mayores para aumentar el deseo sexual? 

F.D.S Todos los que se sientan bien y el médico autorice. Pero caminar por ejemplo se puede y se debe hacer siempre.

M.P.R: Ejercicios de Kegel, que pueden ser practicados por el hombre y la mujer, que consisten en fortalecer el suelo pélvico a través de las contracciones voluntarias. Se ha demostrado su efectividad y también viene bien saber que son ejercicios muy fáciles de practicar.

L.N: Deben aprender a estimular los músculos perineales llamados los músculos del amor, caminar, nadar, romper el sedentarismo.

¿El alcohol, el cigarrillo y algunos medicamentos afectan de manera directa el deseo sexual?

F.D.S: Totalmente. Afectan el deseo, la capacidad de lubricar, de mantener la erección y el orgasmo.

M.P.R: Los malos hábitos influyen en la vida sexual de las personas y pueden llegar a ser un problema. Cada persona, idealmente, podría estar en capacidad de conocer si estos hábitos están afectando o no su rendimiento y su satisfacción sexual.

L.N No solo el deseo, alteran la totalidad de la respuesta sexual…

Lea también: Beneficios del sexo que lo sorprenderán 

¿La edad es excusa para no tener relaciones sexuales?

F.D.S: De ninguna forma.

M.P.R: En las relaciones sexuales la edad es un factor a tener en cuenta. Hay personas que con la edad desarrollan nuevos placeres y formas de autoconocimiento. Las personas mayores tienen nuevas perspectivas, otros deseos y se conocen por lo general más que las personas jóvenes. El sexo no sólo reside en el cuerpo, también habita y se crea en la cabeza.

L.N: Por supuesto que no, en casos de alteración severa hay otras formas de encuentro intimo satisfactorio…

¿Qué medicamentos, tanto para hombre como para mujer, se sugieren para estimular el deseo sexual?

F.D.S: La mente. Ese es el más poderoso medicamento, afrodisíaco y órgano sexual.

L.N: Una buena alimentación, mucha imaginación, calidad de vida ayudan a mantener el deseo. Los vasodilatadores para la erección no provocan deseo.