Uso de fotos de hijos de Duque sería maltrato psicológico

12 de febrero del 2020

Los insultos hacia su padre podrían repercutir psicológicamente.

Uso de fotos de hijos de Duque sería maltrato psicológico

Los niños y niñas en el país han sido expuestos a varios crímenes, reclutación forzada, abuso y explotación. Sin embargo, poco se ha hablado sobre los riesgos que corren los menores por la exposición de sus vidas.

Las críticas hacia los presidentes y sus gobiernos en cada país son normales y Colombia no es la excepción. El jefe de Estado constantemente es blanco de juicios de valor por sus decisiones, los cuales llegan al punto del insulto y las faltas de respeto.

Luciana, Eloisa y Matías son los tres hijos del mandatario de los colombianos, quienes se han convertido en tema de debate tras conocerse que la primera dama, María Juliana Ruiz, viajó en un avión presidencial con motivo del cumpleaños de su hija menor (Eloisa) y varias de sus compañeras de colegio junto a sus madres.

Sin embargo, la ola de críticas que se generó entre políticos, líderes de opinión y ciudadanía en general, pasó el límite y tocó la integridad moral de los hijos de Iván Duque, llegando incluso a la publicación no autorizada por parte de un periodista de una fotografía familiar para ridiculizarlos, un comportamiento que podría afectar psicológicamente a los menores.

Así lo explicó María Patricia Calambás, psicóloga de la Universidad de la Sabana y directora-fundadora de la Fundación Propsico TDAH, quien aseguró que los menores se podrían enfrentar a una presión constante que a su vez desencadenaría en episodios de ansiedad y estrés, aunque reveló que su corta edad podría ser un punto a favor.

“Se salvan un poco porque de ser adolescentes lo tomarían más personal, sería más fuerte. Sin embargo, los niños también sienten esa presión que podría causarles episodios de ansiedad y angustia, además de sufrir de insomnio. Todo esto porque las críticas son destructivas y no constructivas. Es maltrato psicológico el que sufren”, aseguró la doctora Calambás.

También expresó que sin hablar directamente con los niños es muy complicado dar un diagnóstico certero sobre si se ven afectados psicológicamente por los insultos y críticas que recibe su padre, pues dice que el comportamiento de cada menor es diferente y que hay quienes no podrían verse afectados, sino que por el contrario podrían percibir que llaman más la atención y por lo tanto sentirse más importantes.

“Depende de las características de cada uno, pero hay casos en los que se sienten bien, felices, traviesos o importantes; pero en general esta presión sí podría producir episodios de estrés que por su madurez emocional serían muy difíciles de manejar”, añadió María Patricia Calambás.

Escrito por: Daniel Guerrero Aldana.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO