Carne de cerdo ¿blanca o roja? Entérese de ello

20 de enero del 2019

Influyen diversos factores.

Carne de cerdo ¿blanca o roja? Entérese de ello

shutterstock

La comida siempre ha sido fundamental para el bienestar y funcionamiento del organismo y de todas las funciones que dependen de ello.

A lo largo de los años se ha dado un debate alrededor de la carne del cerdo ya que se desconoce que tipo de carne sea, se escucha que las personas preguntan ¿blanca o roja? Comúnmente se conoce que la carne porcina es blanca pero se crea la confusión porque hay quienes afirman que es roja. Dentro de la categoría de carnes rojas está: vaca y toro. Por otro lado están las carnes blancas que son el pollo, pescado y huevos.

El color de la carne depende de los niveles de mioglobina presente en el animal y es una proteína presente en las fibras musculares. Por otro lado las carnes rojas son vitales para el desarrollo de los tejidos, crecimiento y prevención de enfermedades como anemia y desnutrición.

Sin embargo el consumo de la carne de vaca es recomendable en pequeñas porciones semanales mientras que la carne blanca la aconsejan para consumir a menudo.

Carne de cerdo ¿blanca o roja? Aunque la Organización Mundial para la Salud ha establecido en años pasado que el cerdo es un tipo de carne blanca esto no siempre se ajusta. Depende de la edad del animal, la alimentación que haya recibido y la pieza que se desea consumir. Un ejemplo de ello es que el solomillo es una carne roja mientras que el lomo es blanca.

Para la nutricionista y dietista, Maria Teresa Oliveros de la UIS, la carne de cerdo es blanca y brinda aportes de microorganismos de manera equilibrada debido a los procesos dentro del cuerpo entre los que se encuentran la fácil absorción, rápida digestión y un menor gasto enzimático a comparación de las carnes rojas.

Asimismo, la profesional recomienda no consumir carne de res en la noche ya que el proceso de digestión demora un lapso de tres horas y podría provocar problemas de salud como úlceras o hernias.

Además, señaló que las carnes rojas son una gran fuente de hierro pero los demás aportes nutricionales se encuentran en la carne blanca como son calcio, fósforo y vitaminas.

Por otra parte la nutricionista expresó “los aportes de la carne de cerdo dependen también de la manera de preparación. Se aconseja no fritar este tipo de carne sino prepararla asada o al horno”

Los beneficios de la carne de cerdo se centran las vitaminas B1 y B6 que se encuentran en el porcino. Además del bajo nivel de colesterol, la cantidad de grasa es diferente y los ácidos grasos son similares a los de la carne del pollo.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO