La importancia de controlar el estrés

31 de agosto del 2018

Aprenda a atender uno de los padecimientos más comunes entre adultos.

La importancia de controlar el estrés

Uno de los padecimientos cada vez más comunes entre adultos es el estrés. Las largas jornadas laborales, ocupaciones excesivas e incluso la excesiva conexión a dispositivos tecnológicos hacen que las personas cada vez se sientan más fatigadas y cuando se vuelve extremo es necesario controlarlo para que no se perjudiquen otras áreas de la vida.

El estrés se debe identificar a tiempo ya que también causa problemas físicos y genera reacciones como insomnio, cansancio, tensiones musculares, dolores y en condiciones especiales asma o mareos.

Cuando se crea estar padeciendo tensión excesiva el primer paso es evaluar cuál es su fuente, incluso pueden ser varias. Muchas veces nos preocupamos por cosas que no están bajo nuestro control o por situaciones que no son reales; por eso al hacer un diagnóstico de lo que sucede  nos puede ayudar a comprender si hay motivos para estar preocupados.

A veces el estrés es generado por personas. Si el causante está en tu círculo social cercano es ideal manifestar los sentimientos y buscar soluciones conjuntas. Si tu pareja o tu familia en algunos momentos son quienes generan el problema se debe comunicar oportunamente, de esta forma pueden convenir un entorno más cómodo.

Un ambiente hostil se puede generar a partir de una persona estresada, es una limitación que se propaga y se contagian a muchos más, por eso, hay que proteger a la familia y brindar apoyo cuando alguien cercano a tí esté preocupado.

Si bien lo ideal es que la vida laboral no intervenga con la familiar para que los malos resultados de una no se traspasen a la otra, es muy difícil llevar una vida con dos sentimientos. Sin embargo, hay que intentar distanciar estas dos áreas.

Cuando las ocupaciones son muchas, una mala distribución de tiempo puede estresar. Dentro de las ocupaciones es ideal buscar un espacio para el ocio. Hacer actividades distintas a las rutinarias distensiona, al igual que la actividad física.

El contacto constante con los demás es fundamental, a pesar de eso se necesita sacar tiempo para uno mismo. No todo pueden ser ocupaciones, es bueno estar al servicio de los demás y también lo es estar al de las necesidades propias. Descansar y desconectarse de los demás de vez en cuando ayuda a equilibrar los sentimientos.

Para alguien con este padecimiento es recomendable no abusar de sustancias como la cafeína o el alcohol. Del mismo modo, se deben tener en atención al uso de sustancias relajantes; estas deben ser recetadas por especialistas y consumirse en las dosis indicadas ya que pueden causar dependencia.

¡Haga clic aquí y conozca en tiempo real toda la información de Colombia y el mundo!

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO