La youtuber que lucha contra el purpura

La youtuber que lucha contra el purpura

1 de enero del 2018

Mafe Méndez, la influencer que solo entre YouTube e Instagram suma más de un millón de seguidores ha tenido que enfrentar situaciones muy difíciles en los últimos meses debido a una enfermedad que le afecta su sistema inmune, su salud física y también le ha generado inseguridades.

La protagonista del Roast your self “La cejona de YouTube”, ha decidido utilizar su enfermedad como un incentivo para generar empoderamiento femenino entre sus seguidores, para vencer el bullying y expandir un mensaje de auto aceptación y felicidad entre las millones de personas que visitan su canal y que a partir de su experiencia se inspiran a tener una vida más feliz.

La púrpura trombocitopénica idiopática destruye las plaquetas del cuerpo e impide la coagulación normal de la sangre lo cual se refleja en morados por todo el cuerpo. Mafe a sus 23 años de vida ha tenido que aprender a llevar sus morados con orgullo, incluso cuando la imprudencia de la gente en la calle hace de las suyas. Sin embargo, eso es lo menos importante para ella, pues el verdadero reto es sacar fuerzas para grabar y desempeñar su trabajo como youtuber que requiere de mucha energía.

La Mafe Méndez llega con una campaña titulada “Quierete” y desea continuar muchos años en el mundo digital, creciendo al lado de su familia del internet y esparciendo mensajes de amor y valentía.

Este es uno de los videos más reproducidos en su canal.

¿Qué es el purpura?

El purpura o síndrome purpúrico se caracteriza por la aparición de manchas cutáneas de color rojo o púrpura que no desaparecen al aplicarles presión. Esto se debe al sangrado subcutáneo e incluye la presencia de lesiones menores de 3 mm de diámetro y equimosis lesiones de un diámetro mayor de dos centímetros. Las lesiones de tamaño intermedio representan la púrpura propiamente dicha, que puede ser palpable (lo que en general indica la existencia de vasculitis) o no palpable.

Este síndrome suele asociarse con un trastorno de la hemostasia primaria y tiene como causa subyacente una gran variedad de enfermedades. Entre las infecciosas se destacan el tifus y la meningococemia. La presencia de lesiones purpúricas en un niño, en particular si es un recién nacido, requiere una evaluación diagnóstica urgente.