Intoxicación por alcohol adulterado, un riesgo que se podría prevenir

31 de diciembre del 2018

A pesar de que el metanol produce daños graves, suele pasar desapercibido en los servicios de urgencia.

Intoxicación por alcohol adulterado, un riesgo que se podría prevenir

Shutterstock

Así lo advierte el profesor Jorge Ariel Martínez, director del Departamento de Farmacia de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), quien explica que a pesar de que el metanol produce daños tan graves, ceguera permanente e incluso la muerte, suele pasar desapercibido en los servicios de urgencias, pues sus efectos se asocian con los de una persona en estado de embriaguez.

Según el Instituto Nacional de Salud, en 2017 se reportaron 267 casos de intoxicación por metanol, sustancia que suele generarse en procesos inadecuados de elaboración de licores destilados como aguardiente, whisky, vodka y ginebra, entre otros, y también mediante su inclusión directa en estos productos.

“Lamentablemente una intoxicación con metanol pasa desapercibida porque su textura, color y olor son similares a las del etanol contenido en una bebida normal”, explica.

Cuando la mezcla etanol-metanol ingresa al organismo, el primero se convierte en ácido acético y el segundo en ácido fórmico, debido a la presencia de enzimas presentes en el organismo.

“El ácido fórmico es muy tóxico, e infortunadamente tiene una afinidad marcada a nivel ocular que llega a producir ceguera, y, en el peor de los casos, la muerte, según la dosis ingerida”.

Dependiendo de la cantidad de metanol contenida en la bebida alcoholica, las concentraciones alcanzadas en la sangre pueden conducir a una depresión del sistema nervioso central, acidosis metabólica, con dificultad respiratoria, disminución de la presión arterial, coma y paro cardiorrespiratorio.

Detección temprana

“Las pruebas colorimétricas emplean una serie de reactivos especiales que generan un color indicador de la presencia de metanol, mientras que las técnicas cromatográficas, además de diferenciar el metanol del etanol, determinan exactamente la concentración de cada uno de ellos en fluidos biológicos como la sangre, haciéndolas más confiables y de mayor utilidad”, precisa el profesor Martínez.

Aunque pareciera contradictorio, en estos casos la desintoxicación se debe tratar con una bebida con alta concetración de etanol, o con etanol puro, con el fin de evitar que el metanol se degrade a su producto tóxico, permitiendo su eliminación en forma de metanol y no como producto de su descomposición.

El director de Farmacia explica que la gravedad de la intoxicación dependerá tanto del porcentaje de metanol que tenga la bebida adulterada como de la cantidad que se consuma y del tiempo transcurrido desde su ingesta.

Como el metanol es una sustancia de venta libre que comúnmente se emplea como solvente para elaborar diversos productos industriales, la principal recomendación para evitar una intoxicación es adquirir los licores en lugares especializados, además de comprobar que tenga los sellos que certifican su calidad.

Agencia de noticias UN.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO