Lo que el cuerpo gana con el consumo de agua

7 de mayo del 2017

Mantenerse hidratado mejora el aspecto de la piel y tonifica los músculos.

Lo que el cuerpo gana con el consumo de agua

Sin agua, el cuerpo humano solo puede vivir entre tres y cinco días. Por eso, el líquido es fundamental para mantener una buena salud.

Aunque su consumo varía de persona a persona, el mínimo recomendado oscila entre dos y tres litros al día. Sin embargo, hay condiciones que exigen un mayor consumo.

Por ejemplo, si te ejercitas, es necesario tomar unos tres vasos adicionales, para mantener el cuerpo hidratado, especialmente si la actividad física es vigorosa.

El clima también influye en la cantidad. Entre más húmedo y caliente, más necesario es el consumo del líquido.

Y, si eres mujer, y estas embarazada, el requerimiento de agua puede subir hasta 10 vasos al día y, en la lactancia, hasta 13 vasos.

Y no solo ayuda para mantenerse hidratado, su uso también representa muchos beneficios para el cuerpo. Aquí detallamos algunos de ellos:

Reafirma la piel

El agua desintoxica y si al final de la ducha, te enjuagas con agua fría, tensa la piel de tal manera que ayuda a la prevención de arrugas.

Ilumina la mirada

A baja temperatura, el líquido reduce la inflamación debajo de los ojos producida por cansancio y estrés.

Limpia de forma profunda

Comienza una sesión de spa en tu casa con vapor en la ducha o tina para abrir los poros de la piel. Con la ayuda de una esponja o producto de exfoliación suave, limpia tu piel para barrer las células muertas y suciedad. Enjuaga con agua fría.

Reduce la aparición de arrugas

Para que tu piel se vea más joven, es clave mantenerse hidratada. Y el agua es fundamental para eso. Toma ocho vasos al día, incluso en esos momentos que no sientes sed. Esa sensación aparece recién cuando el cuerpo está deshidratándose.

Tonifica los músculos

Prueba hacer ejercicio en el agua ya que harás menos esfuerzo, pero tu cuerpo lo sentirá más. Vas a ver cómo puedes obtener mayor masa muscular.

Reduce la ansiedad

El agua corriendo por una fuente, un río o simplemente de la bañera produce sensaciones relajantes.

Te ayuda a dormir mejor

Si no puedes conciliar el sueño, prueba un buen baño caliente y a la cama. Vas a ver que será muy reparador para tu cuerpo y tu mente.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO