Los problemas nutricionales de ser vegano

Los problemas nutricionales de ser vegano

11 de junio del 2017

Muchas personas eligen como opción de vida el ser vegano, ya sea por razones de salud o por algún tipo de convicción ideológica en contra del maltrato animal o las grandes corporaciones.

Se tiende a pensar que las personas que siguen este tipo de dieta y se dedican a comer solamente cierto tipo de alimentos orgánicos tiene un mejor estado de salud. Aunque esto puede ser cierto, también existen varios riesgos que hay que tener en cuenta si su propósito no es enfermarse por ser vegano.

Los veganos no solo no consumen alimentos cárnicos, sin o que se abstienen de todo producto proveniente de animales. Es decir, no comen ni queso, huevos, leche o miel. También procuran alimentarse de productos orgánicos que no pasen por productos químicos como pesticidas, aditivos o semillas genéticamente modificadas.

Para logar seguir este estilo de vida es necesario contar con los conocimientos necesarios en temas nutricionales para no padecer deficiencia de algún nutriente necesario para el buen funcionamiento del cuerpo.

Uno de los constantes problemas que sufren las personas que optan por una alimentación 100% vegetal es la insuficiencia de vitamina B12. Se trata de un componente presente en todas las carne, incluyendo pescados y mariscos, y que favorece la producción de glóbulos rojos.

De ahí que mucho tengan intentos fallidos de ser veganos, volviendo a comer carne tras sufrir un episodio de anemia. Lastimosamente no se ha encontrado una fuente vegetal de vitamina B12

Otro problema frecuente es el déficit de hierro y calcio, presentes en las carnes, lácteos y huevos. Esto puede derivar en problemas en el sistema inmune, nervioso y debilidad en los huesos.

Para sustituir estos alimentos es recomendable acudir a vegetales ricos en calcio como los frutos secos, leche de soya, brócoli, acelga o las semilllas de chía. Alimentos ricos en hierro son las espinacas, frutos secos, legumbres, alcachofas, remolacha y repollo.