¿Cómo puedo, a través de los lunares, saber si tengo cáncer de piel?

22 de mayo del 2015

Conozca señales de riesgo y recomendaciones para prevenir este mal.

Cancer de piel, anciano, manos, bloqueador

¿Alguna vez se ha preguntado si los lunares en su piel podrían convertirse en un signo de cáncer?

Si no lo ha hecho, es el momento de conocer su cuerpo y de detectar a tiempo cualquier anomalía, antes de que sea demasiado tarde.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año se presentan en Colombia 6.500 casos de cáncer de piel.

Un estudio realizado por el laboratorio francés La Roche-Posay a 600 consumidores de dermocosméticos en Colombia, concluyó que el 73% de las personas no consultan regularmente al dermatólogo, el 47% no usa protector solar y el 82% no revisan regularmente sus lunares.

Además, basados en estadísticas de autoridades en salud, se presentan a diario 3 casos nuevos de cáncer de piel en Bogotá, y por ese mal, al menos 250 personas mueren cada año.

Bloqueador, playa,

Los investigadores de dicho laboratorio recomiendan el uso de protector solar desde los 6 meses de edad para evitar el cáncer de piel, debido a que “el capital solar”, que hace alusión a toda la cantidad de sol que recibimos durante nuestra vida, es una de las mayores causas de este tipo males.

Lea también: Ocho datos que usted debe conocer sobre el cáncer

La Roche-Posay realizó el lanzamiento de una nueva campaña llamada ‘Skin Checker’ (revisando la piel), para crear conciencia y educación sobre el cuidado que se debe tener para evitar eventuales males como cáncer.

“Queremos llegarle a todo el mundo para que sepan la importancia de utilizar bloqueador solar todos los días. Lo mejor de esta campaña es poder ayudar a las personas que amamos revisando los lunares y manchas que tengan para evitar alteraciones” expresó Felipe Cardozo, jefe de productos de La Roche-Posay para Colombia.

La clave de la protección está en el bloqueador solar. “Un factor de protector solar (SPF) mayor a 50 protege cerca de un 98% sobre los rayos solares, y un protector solar de 100 protege un 99%” argumentó Cardozo.

Preocúpese por las anomalías en su piel

Por otra parte el dermatólogo José Ricardo Becerra, miembro de la Asociación Colombiana de Dermatología y uno de los abanderados de esta campaña, expresó la importancia de conocer las señales de riesgo.

“En Río de Janeiro, anualmente, realizábamos campañas para explicarle al público la importancia de saber cuáles son los riesgos más importantes que desarrollan un cáncer de piel. Lamentablemente los colombianos no están al tanto del aumento de la incidencia de este tipo de casos”.

Lea también: Doce alimentos para combatir el cáncer

Becerra, confirmó que este tipo de cáncer es más usual de lo que se cree. “El primer error que cometen las personas cuándo ven alguna anomalía en su cara es ir a donde un médico general o un esteticista. Un médico general les va a decir que esas manchas son normales; el único que puede tratar, diagnosticar y valorar la piel es un dermatólogo porque tiene los instrumentos necesarios para determinar si se puede retirar esa lesión en la piel” argumento Becerra.

Cancer en la piel, médico

La campaña ‘Skin Checker’ cuenta con un procedimiento que puede prevenir el cáncer de piel o cualquier otro tipo de anomalía. Se trata del método ‘ABCDE’ que consiste en revisar minuciosamente los lunares que se tienen en la piel, a través de cada una de las letras. Este método ha sido utilizado por dermatólogos de todo el mundo:

-A significa asimetría; traza una línea imaginaria por la mitad del lunar. Al verlo, las dos partes deben estar simétricas. Si no lo están, debemos consultar con nuestro dermatólogo de cabecera.

-B significa bordes: se debe verificar que el lunar no tenga forma de mapa o que sus bordes no sean tan lineales.

– C es color. Con un espejo se debe verificar que el color del lunar o de la lesión no sea negro, marrón oscuro o claro, e incluso blanco, o cuándo presenta dos o más de tres colores.

-La D está relacionada con el diámetro. Cuándo es mayor de 0,6 cm es una sospecha de malignidad, por lo que los expertos recomiendan consultar al dermatólogo.

-La última es la E que se relaciona con la evolución. Si el lunar o mancha empieza a crecer o a dar picazón, se debe consultar de inmediato a un especialista de la piel, puesto que el cáncer habla a través de la lesiones.

El dermatólogo Becerra recomendó la aplicación de bloqueador solar para cubrir todas las partes expuestas al sol como el cuello, rostro, nuca, orejas y manos. Si tiene los antebrazos descubiertos, también debe aplicárselo todos los días y cada tres horas, tanto en espacios abiertos como cerrados; así aparezca el sol o no.

Cancer de piel

Según la Unión Nacional de Dermatólogos-Venereólogos franceses, existe otro tipo de antecedentes que se deben tener en cuenta para determinar la existencia de cáncer de piel.

Lo primero a establecer es si la piel se expone al sol de forma excesiva. Lo segundo es la aparición de nuevas manchas o lunares de forma o aspecto distintos. En tercer lugar que la persona haya sufrido quemaduras causadas por la amplia exposición al sol en su infancia, y finalmente el revisar si se han tenido antecedentes de algún tipo de cáncer de piel en la familia.

Lea también: Seis hábitos que lo pueden acercar al cáncer

Para la prevención de este tipo de cáncer, la dermatóloga Cristina Serrano Falcón, de la Clínica Dermatológica Serrano en Granada (España), recomienda evitar la exposición solar durante las horas en que los rayos solares son más potentes, teniendo en cuenta que el 50% o 70% de los casos de cáncer de piel son causados por la exposición a los rayos ultravioleta.

Otra de las recomendaciones es no exponer a los niños a los rayos solares, pues al menos el 80% de los daños causados en la piel se presentan antes de los 18 años.

Al exponerse al sol no olvide aplicar un adecuado protector solar, además de llevar gafas y sombrero; recuerde que la aplicación frecuente de protector solar, sumada al chequeo de los lunares y la consulta con un dermatólogo, pueden salvarle la vida.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO