Métodos alternativos buscan prevenir males cardíacos en los fumadores

Métodos alternativos buscan prevenir males cardíacos en los fumadores

25 de septiembre del 2017

En el “Mes del Corazón”, siendo el 29 de septiembre su Día Mundial, el llamado es a que los colombianos aprendan a prevenir las enfermedades cardiovasculares, siendo el tabaquismo uno de sus principales causantes. De acuerdo con el Dr. Jorge Mor, director del Departamento de Cardiología Intervencionista de la Fundación Santa Fe de Bogotá, además de comer sano, hacer ejercicio, controlar el peso y vigilar los niveles de colesterol en la sangre, hay métodos y alternativas para las personas que fuman y buscan dejar el hábito del cigarrillo, siendo los vaporizadores electrónicos una de las opciones para lograrlo.

Para el 2012, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), alrededor de 17,5 millones de personas murieron debido a afecciones cardíacas, lo cual representa un 31 por ciento de todas las muertes registradas en el mundo. En Colombia, según datos del Ministerio de Salud, se estima que cada año unas 60 mil personas mueren en el país por males cardiovasculares, siendo el infarto uno de los principales asesinos de los colombianos, lo que quiere decir que, en promedio, cada día 80 personas mueren por fallas cardiovasculares.

Las cifras demuestran que los médicos y centros de salud deben promover la prevención cardiovascular, ya que la enfermedad coronaria o aterosclerosis coronaria es la principal causa de muerte en el mundo, y aunque estas enfermedades no tienen una causa específica que las produzca, lo que se sabe hoy en día es que uno de sus principales factores de riesgo es el tabaquismo.

Dentro de las recomendaciones para las personas que desean dejar de fumar, el Dr. Jorge Mor enfatiza que hoy en día existen en el mercado opciones con nicotina como los vaporizadores electrónicos, que son una buena alternativa para tratar la adicción, al igual que los parches y los chicles de nicotina.

Se ha demostrado científicamente que los vaporizadores incrementan la probabilidad de abandonar el hábito del cigarrillo de 6 a 7 veces.  Los vaporizadores modernos, brindan la opción a las personas de escoger la dosis de nicotina a consumir, lo cual les permite ir disminuyendo poco a poco su consumo hasta dejar de fumar en tiempo estimado de 1 año.

Un estudio realizado por el órgano ejecutivo del Departamento de Salud del Reino Unido, demostró que el vaporizador es 95% menos dañino para la salud comparado con el cigarrillo o tabaco de combustión, por lo que disminuye significativamente el riesgo para la salud.

Actualmente un creciente número de organismos en la comunidad científica y de salud pública están defendiendo este enfoque como el camino a seguir para ayudar al billón de personas en todo el mundo que siguen fumando a pesar de conocer los riesgos para la salud. Es así como la Organización Mundial de la Salud ha declarado que, “si la gran mayoría de los fumadores de tabaco que no pueden o no desean dejar de fumar pudieran cambiarse sin demora al uso de una fuente alternativa de nicotina con menores riesgos para la salud y eventualmente dejar de usarlo, ello representaría un logro significativo para la salud pública moderna”.

Por su parte el Royal College of Physicians del Reino Unido señaló que “como la mayoría del daño causado por el fumado no se deriva de la nicotina sino de otros componentes del humo del tabaco; la salud y la expectativa de vida de los fumadores de hoy en día podría mejorar radicalmente al estimular a tantas personas como sea posible para cambiarse a una fuente de nicotina libre de humo”.

El Dr. Jorge Mor tiene planeado un encuentro el próximo 26 de septiembre en Bogotá, que tiene como fin ampliar el conocimiento respecto a la prevención de las enfermedades cardiovasculares y de los vaporizadores electrónicos, como herramienta de reducción del daño del tabaco combustible para los fumadores adultos que pretenden dejar el consumo de cigarrillo tradicional.