Microbiota intestinal, factor de riesgo para diabetes 1

21 de octubre del 2018

Un reciente estudio realizado por el un grupo de investigadores del Hospital Clínico Universitario, demostró la relación que existe entre las bacterias intestinales y el riesgo de desarrollar diabetes tipo 1. Según indicaron los investigadores del estudio a la revista Diabetes Care, este resultado es de mucha importancia porque permite abrir nuevas estrategias para terapias, […]

Diabetes

Un reciente estudio realizado por el un grupo de investigadores del Hospital Clínico Universitario, demostró la relación que existe entre las bacterias intestinales y el riesgo de desarrollar diabetes tipo 1.

Según indicaron los investigadores del estudio a la revista Diabetes Care, este resultado es de mucha importancia porque permite abrir nuevas estrategias para terapias, que permitan prevenir esta enfermedad.

El estudio demostró que la flora intestinal en niños con diabetes tipo 1 es diferente a la de los niños que no padecen esta enfermedad.

“Aunque estudios anteriores ya habían relacionado la microbiota con la génesis de algunas enfermedades autoinmunes, y también con el control glucémico, en esta ocasión los niños con diabetes 1 presentaron un perfil de microbiota intestinal con una menor diversidad y con una mayor proporción de bacterias proinflamatorias”, indicó María Isabel Queipo Otuño, integrante del equipo investigativo.

Este estudio que entre otras cosas analizó el perfil de la microbiota intestinal, su capacidad funcional, la inflamación la permeabilidad intestinal y como se ve afectado ante la diabetes tipo 1.

En ese sentido señalaron que la flora intestinal juega un papel muy importante en el cuerpo humano, ya que ayuda a la función digestiva que contribuye a la síntesis de micronutrientes, a la absorción de electrolitos y minerales, además de contribuir a la destrucción de toxinas y carcinógenos, evita la colonización por bacterias patógenas, contribuye al desarrollo del sistema inmune y modula el estado inflamatorio y si no existe un equilibrio adecuado, podría alterar el metabolismo, facilitando la aparición de enfermedades metabólicas.

Además, se ha podido establecer que la flora intestinal influye en la aparición de enfermedades metabólicas como la obesidad, la diabetes tipo 2, patologías inflamatorias y cardiovasculares y hasta en el riesgo de cáncer.

La diabetes es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce. Según la OMS, en el mundo hay más de 420 millones de personas que la padecen y se estima que en 2030 sean unas 430 millones de personas las que la padezcan.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO