OMS desmiente mitos sobre los antibióticos

OMS desmiente mitos sobre los antibióticos

23 de noviembre del 2018

Es común que cuando una persona tiene algún malestar o padece algunas enfermedades leves, que puede ser síntoma de otra, algunos más salgan a recomendarle el uso de antibióticos como una solución; sin embargo la Organización Mundial de la Salud (OMS), señala que el mal uso de ellos puede tener graves consecuencias.

Las recomendaciones que este organismo internacional dio son repetitivas; no es primera vez que este salen a dar indicaciones para el correcto uso de los antibióticos, aunque les toca continuar haciendo el llamado de atención porque muchas personas siguen incurriendo en los mismos errores o divulgando información falsa.

La indicación más común es no tomar antibióticos sin que un médico los haya recetado. Esta instrucción es aplicable para todos los medicamentos, aunque a muchas personas suelen tener menos temor con los antibióticos porque creen que no tienen efectos secundarios; otro de los mitos que fueron desmentidos ya que sí pueden causar diarreas, náuseas, alergias u otras reacciones.

Otro de los llamados de la OMS fue a no creer que el precio de los antibióticos es proporcional a su uso, pues ejemplifica que la penicilina, uno de los de más fácil acceso monetario en el mercado, es útil para combatir infecciones bacterianas.

Una de las preocupaciones por el mal uso de estas sustancias es que han causado y propagado microbios y bacterias que son resistentes a estos medicamentos, lo que las convierte en infecciones que no tienen tratamiento y pueden ser sufridas por cualquier persona. Es mentira que el cuerpo es el que se vuelve resistente, son las bacterias las que lo hacen y se multiplican.

Un error común es que cuando sobran medicamentos que fueron recetados en otras oportunidades se guardan para reutilizarlos  cuando alguien más tiene síntomas similares. Es de recordar que cada persona es diferente y sus tratamientos, cantidad y duración varían según el caso.

Para terminar con las hipótesis falsas, la OMS recordó que todavía existen muchas personas que creen que las bacterias son malas y, por lo tanto, el mejor antibiótico es el que más mata. Existen muchas bacterias que realizan actividades que contribuyen al cuerpo. La recomendación general es no creer todas las versiones que digan personas que no sean especialistas y a los médicos tratantes los invita a cuimplir con los protocolos de seguridad establecidos.