Robot diagnostica enfermedades en el movimiento ocular

12 de junio del 2018

Investigadores españoles diseñaron el robot.

Robot diagnostica enfermedades en el movimiento ocular

Un trabajo conjunto entre investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid y la empresa española AURA Innovative Robotics culminó con la creación de una tecnología no invasiva que puede ayudar al diagnóstico de enfermedades neurodegenerativas, como la demencia senil y el párkinson, mediante un robot que analiza los movimientos oculares.

El robot servirá de asistente a los neurólogos, sin embargo, aún está en fase de ensayo clínico autorizado por la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios en seis hospitales españoles, y durante su proceso de análisis logró diagnosticar de manera precoz enfermedades neurodegenerativas así como realizar un pronóstico que permite la personalización del tratamiento de la enfermedad.

El proceso de diagnóstico de una enfermedad neurodegenerativa es largo puesto que los síntomas son difíciles de analizar en estados tempranos de la enfermedad. Además, hay síntomas que son comunes a varias enfermedades neurodegenerativas, como puede ser el temblor, lo cual dificulta el diagnóstico de la patología, lo que hace del robot un elemento vital de prevención.

El robot utiliza técnicas de procesado de imágenes y aprendizaje automático para analizar de forma muy precisa los movimientos oculares. Gracias a esta nueva herramienta, el neurólogo dispone de datos objetivos del funcionamiento del cerebro para que, junto con otros datos clínicos, pueda realizar un diagnóstico certero y en estadios precoces de la enfermedad.

Quienes desarrollaron el sistema afirmaron que “la prueba se realiza en la consulta, sin necesidad de volver a citar al paciente, y es sencilla y rápida de realizar”. Una vez finalizada la prueba, la máquina procesa las imágenes obtenidas, analiza los resultados y los compara con los modelos patológicos que se han desarrollado en los ensayos clínicos para finalmente generar el informe médico.

Actualmente, los ensayos se están aplicando en alzhéimer, párkinson, deterioro cognitivo leve, diferentes demencias, esclerosis múltiple, etc. Además, se está colaborando en otras investigaciones clínicas en patologías como trastornos del espectro autista, epilepsia, diabetes, alcoholismo, migrañas, depresión y trastorno bipolar.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO