Naciones se comprometieron con la salud mundial

27 de septiembre del 2018

Durante la Asamblea General de la ONU, los jefes de Estado y de Gobierno que están participando demostraron su compromiso para adoptar 13 medidas nuevas con el fin de poder combatir problemas de salud que no se transmiten y que están causando millones de muertes en el mundo. Las Naciones Unidas informaron que un 70 […]

Naciones se comprometieron con la salud mundial

Durante la Asamblea General de la ONU, los jefes de Estado y de Gobierno que están participando demostraron su compromiso para adoptar 13 medidas nuevas con el fin de poder combatir problemas de salud que no se transmiten y que están causando millones de muertes en el mundo.

Las Naciones Unidas informaron que un 70 por ciento de las muertes en todo el mundo se producen por enfermedades como el cáncer, la diabetes y dolencias cardíacas y respiratorias. El 85 por ciento de los fallecidos vivían en países en desarrollo.

Por eso, dentro de las acciones que implementarán algunos mandatarios en sus países están la limitación de la publicidad de las bebidas alcohólicas, la prohibición de fumar en determinados espacios y los impuestos a las bebidas azucaradas. En la declaración política adoptada, los países también se comprometen a poner freno a la obesidad infantil, promover la actividad física regular, reducir la contaminación del aire y mejorar la salud y el bienestar mental.

Sobre el tema, la vicesecretaria general, Amina Mohammed, aseguró que “estas enfermedades roban a la gente la capacidad de ganarse la vida y alimentan un ciclo de pobreza para las familias y comunidades”. Además, comentó que es un daño muy costoso para la sociedad: “El coste es enorme, no solo para las personas afectadas, sino para los presupuestos nacionales, los sistemas de salud y la economía global”.

Las expectativas de futuro no son buenas si no se toman medidas urgentes. Son enfermedades directamente relacionadas con el estilo de vida actual y la degradación del medio ambiente. El aire, cada vez más contaminado, mata a siete millones de personas al año. Y en un mundo en el que aún se lucha para acabar con el hambre, el sobrepeso y la obesidad están por los aires.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO