Este país prohíbe la venta de cigarrillos

Este país prohíbe la venta de cigarrillos

29 de noviembre del 2017

La Ciudad del Vaticano es el primer país europeo en prohibir la venta de cigarrillos. La regla será vigente a partir del 2018.

Así como en 2002, El Vaticano siguió las normas internacionales, el estado soberano católico publicó la ley que prohíbe fumar en lugares públicos, ahora, finalizando el 2017, el Papa Francisco, máxima autoridad del país más pequeño del mundo, ha decidido que a partir de enero de 2018, se prohibirá la venta de cigarrillos y tabaco.

Greg Burke, director de la oficina de prensa de la ciudad del Vaticano, en un comunicado expresó que, “El motivo es muy simple, la Santa Sede no puede colaborar con una práctica que perjudica claramente la salud de las personas”. Se puede fundamentar esta acción en la declaración de la Organización Mundial de la Salud, que dice que, cada año el tabaco causa la muerte a más de 7 millones a personas de todo el mundo.

El Vaticano había sido acusado, por vender a bajos precios cigarrillos, debido a que prácticamente, la tienda interna del estado no debía pagar impuestos, siendo 20 veces más barata una cajeta de cigarros que en otros países del antiguo continente.

Los diplomáticos, pensionados y empleados de la Santa Sede, hasta este año, tienen la posibilidad de comprarlos hasta cinco cartones al mes gracias a una tarjeta especial.

Teniendo esto en cuenta, un aspecto curioso es que, la venta de tabaco es una gran fuente de ingresos de este pequeño país. El periodista italiano Emiliano Fittipadi, en su libro Avaricia, ha constado que el tabaco es la segunda fuente de ingresos de la Santa Sede, solo después de la venta de gasolina o combustible.

A esto, Greg Burke declara: “A pesar de que los cigarrillos vendidos, a precio descontado, a los empleados y pensionistas del Vaticano sean una fuente de ingresos para la Sente Sede, ningún beneficio puede ser legítimo si pone en peligro la vida de las personas”.

Ciudad del Vaticano sería el tercer país o estado en prohibir la venta de cigarrillos, después de Bután y Turkmenistán, que lo hicieron en 2004 y 2016, respectivamente.