La importancia de donar sangre en época navideña

Shutterstock

La importancia de donar sangre en época navideña

4 de diciembre del 2018

Con preocupación recibieron algunos hospitales del país la época navideña, especialmente porque sus bancos de sangre están escasos del líquido y en algunas celebraciones de diciembre la demanda aumenta.

En la Secretaría de Salud del Valle, por ejemplo, se hizo un llamado para invitar a donar sangre debido a la poca oferta que hay actualmente en los bancos y la gran necesidad de reservas que se necesitan por estas fechas. Sobre esto, la secretaria de ese despacho, Maria Cristina Lesmes, sostuvo que “desgraciadamente para nosotros estas fiestas tienen que ver con el licor, con los heridos, con los accidentes y nosotros necesitamos tener nuestras bodegas de almacenamiento de sangre llenas”.

Por su parte, en Antioquia la situación es similar. Según lo indicó el hospital San Vicente Fundación, de Medellín, en sus bancos de sangres hay una disminución de entre el 15 y el 20 por ciento en los donantes de sangre, especialmente entre los últimos quince días del año y los primeros días de enero.

Esta disminución está asociada, según el hospital, a la ingesta de licor, el trasnocho, las vacaciones, las reuniones sociales y otros factores, lo que convierte a las personas en no aptas para donar por esas fechas.

Además, el panorama se pone más complicado debido a que los días 24, 25 y 31 de diciembre, sumados al 1 de enero, son las fechas en las que más situaciones de traumas, accidentes de tránsito y de violencia se presentan en el país, por lo que le demanda aumenta.

Ante toda esta dificultad, algunas Gobernaciones han tomado iniciativas para que las personas puedan donar y así contribuir con los individuos que requieran del líquido.

La secretaria de Salud del Valle, en diálogo con Kienyke.com, indicó que para donar sangre hay que “tener más de 18 años y menos de 65, pesar más de 50 kilos, no estar embarazada, no tener un diagnóstico de enfermedad infecciosa de transmisión sexual, no haber estado en zona endémica de malaria, leishmaniasis o Chagas en el último año y no haberse hecho cirugías, transfusiones, tatuajes o ponerse piercing en el último año”.