Sostén: mitos y verdades

Sostén: mitos y verdades

8 de febrero del 2018

El brasier es una prenda fundamental que gran parte de las mujeres conserva en su armario. Son varias las que los usan con el fin de no tener en un futuro los senos caídos o con estrías. 

El placer viene al final del día, cuando es hora de usar la ropa más cómoda que se pueda encontrar y disfrutar la comodidad de no tener el sujetador. 

Asimismo, existen una gran cantidad de mitos sobre su uso. Por esa razón, KienyKe.com se dio a la tarea de investigar y hacer una recopilación de afirmaciones que usted no debe creer respecto al uso del brasier.

Da cáncer

Este es uno de los mitos de los que más se habla entre mujeres. La Asociación Americana de Cáncer, reveló que esto es totalmente falso debido a que ni el promedio de horas, uso diario, tamaño de copa o antigüedad de la prenda están asociados con el carcinoma ductal infiltrante (forma más frecuente de cáncer de mama invasiva) o el carcinoma lobulillar infiltrante (tipo de cáncer con origen en los acinos glandulares de las glándulas mamarias). 

Aporta al busto

“Médicamente, fisiológicamente y anatómicamente, los senos no obtienen ningún beneficio de que se les niegue la gravedad. Por el contrario, se vuelven más sanos con un sujetador”, aseguró el profesor y experto en ciencias del deporte de la Universidad de Besançon (que estudió por 15 años el cuerpo de 330 mujeres), Jean-Denis Rouillon. 

El de color blanco no se nota con ninguna prenda

Cuando usan prendas casi transparentes se cree que si el sostén es de color blanco no se notará. Lo mejor es optar por colores que sean similares a los de su tono de piel. 

Lo que sí sucede al dejar de usarlo

El estudio sí confirmó mejoras al dejar de usar el sostén: 

  • No se presenta un deterioro en la orientación de los senos. 
  • Mejora generalizada en la orientación de los pechos.

Lo que advierte el autor del estudio, es que algunas mujeres no deben dejar de usar sujetador como es el caso de quienes tienen más de 45 años, debido a que no obtendrán beneficio alguno al dejarlo (luego de varios años de uso) y mucho menos si padece de sobrepeso o ha sido madre.