Acné a los 30: ¿De qué es síntoma?

Acné a los 30: ¿De qué es síntoma?

27 de abril del 2018

Los seres humanos sufren diversos cambios en la adolescencia, entre ellos experimentan aparición de acné, pero al pasar de los años este desaparece. Sin embargo, en algunos casos la inflamación de las glándulas sebáceas y la aparición de espinillas y granos renace en la vida adulta.

Resulta que el acné es un problema cada vez más frecuente y las causas de que aparezcan después de los 30 años pueden ser desde desajustes hormonales hasta el uso de cosméticos demasiado grasosos. Esto es lo que se llama acné tardío, que si bien tiene una base genética, deben tenerse en cuenta otros factores que lo producen.

La mala alimentación puede llevar a tener acné, se debe revisar si existe algo de fondo. Los problemas hormonales pueden ser otra causa o, incluso, en las mujeres, tener ovarios poliquísticos sería otro de los causantes.

Los ovarios poliquísticos son una enfermedad en la cual se presenta un desequilibrio de las hormonas sexuales femeninas. Esto puede provocar cambios en el ciclo menstrual, quistes en los ovarios, dificultad para quedar embarazada y otros problemas de salud.

Otro factor que puede inducir al acné es alterar la flora intestinal, que sufre alteraciones por el constante uso de antibióticos o en algunos casos por una alimentación desequilibrada, no solo por los excesos, sino también por posibles deficiencias.

En las mujeres, suspender los tratamientos de píldoras anticonceptivas también genera el brote, debido a que este medicamento impide que los poros se obstruyan y se infecten. El estrés, como en tantos otros problemas de la piel, juega su papel, porque lleva a producir una mayor cantidad de hormonas que estimulan las glándulas sebáceas.

¿Cómo volver a superar el acné?

Para darle fin al acné existen varias alternativas, claro está, dependiendo de la situación que lo genere. En algunos casos, utilizando medicación tópica, con lociones con antibióticos locales y geles con peróxido de benzoilo, los poros se limpian por completo y acabar con el problema.

Si su caso es más severo, podría recurrir al uso de medicamentos, como antibióticos o uno en específico, la isotretinoina, que es la fórmula más potente, aunque con esa medicación lo más recomendable es hacer un seguimiento del proceso con un médico.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO