Descubren proteína que regularía el metabolismo

4 de noviembre del 2018

Para gran sorpresa de los expertos del cáncer, una proteína en estudio por su posible papel en la enfermedad resultó ser un poderoso regulador del metabolismo. La investigación dirigida por la Universidad de Georgetown en Estados Unidos, encontró que la expresión forzada de esta proteína en una cepa de laboratorio aplicada a ratones obesos, mostró […]

Descubren proteína que regularía el metabolismo

Para gran sorpresa de los expertos del cáncer, una proteína en estudio por su posible papel en la enfermedad resultó ser un poderoso regulador del metabolismo. La investigación dirigida por la Universidad de Georgetown en Estados Unidos, encontró que la expresión forzada de esta proteína en una cepa de laboratorio aplicada a ratones obesos, mostró una notable reducción de su masa grasa a pesar de la predisposición genética a comer todo el tiempo.

El estudio, publicado en la revista Scientific Reports, sugiere que la proteína FGFBP3 (BP3 para abreviar) podría ofrecer una terapia novedosa para revertir los trastornos asociados con el síndrome metabólico, como la diabetes tipo 2 y la enfermedad del hígado graso.

Debido a que la BP3 es una proteína natural y no un fármaco artificial, los ensayos clínicos de la BP3 humana recombinante podrían comenzar después de una ronda final de estudios preclínicos, según los investigadores.

“Descubrimos que ocho tratamientos BP3 durante 18 días fueron suficientes para reducir la grasa en ratones obesos en más de un tercio“, destacó el doctor e investigador principal del estudio, Anton Wellstein, profesor de oncología y farmacología en el Georgetown Lombardi Comprehensive Cancer Center.

Los tratamientos también redujeron una serie de trastornos relacionados con la obesidad en los ratones, como la hiperglucemia (exceso de azúcar en la sangre que a menudo se relaciona con la diabetes) y eliminaron la grasa en sus hígados que antes eran grasos. Según los científicos, el examen clínico y microscópico de los ratones no mostró efectos secundarios.

Actualmente la obesidad afecta a más de 650 millones de personas en todo el mundo y es el principal impulsor de los síndromes metabólicos, que incluyen trastornos como la resistencia a la insulina, la intolerancia a la glucosa, la hipertensión y los lípidos elevados en la sangre.

Si bien los resultados del estudio son esperanzadores, se requieren datos adicionales antes de que la proteína BP3 se pueda establecer como proceso curativo para los síndromes del metabolismo.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO