Exceso en los dulces podría dañarle la noche de Halloween

31 de octubre del 2018

El 31 de octubre se convirtió en una fecha tradicional en Colombia, en la que tanto niños como adultos se disfrazan y salen a las calles a pedir dulces. Pese a que es una tradición sana y amigable, en el mundo hay alerta por el incremento en el consumo de dulces por estas fechas, en […]

Exceso en los dulces podría dañarle la noche de Halloween

Shutterstock

El 31 de octubre se convirtió en una fecha tradicional en Colombia, en la que tanto niños como adultos se disfrazan y salen a las calles a pedir dulces.

Pese a que es una tradición sana y amigable, en el mundo hay alerta por el incremento en el consumo de dulces por estas fechas, en especial en los niños. Esta ingesta excesiva puede traer muchas consecuencias graves para los menores.

Sobre eso, Kienyke.com conversó con Nelly Castillejo Padilla, nutricionista y docente de la Universidad CES, quien aseguró que lo primero que deben hacer los padres con los dulces que comerán sus hijos es “verificar el empaque, la fecha de vencimiento, que sean vigentes para evitar el riesgo de intoxicación”.

Además, señaló que es una fecha en la que indiscutiblemente se aumentará la ingesta de estos caramelos, y por eso, invitó a las personas responsables de los niños a que tengan cuidado y traten de que los menores consuman las golosinas menos dañinas: ” se debe evitar esos dulces que son más concentrados, porque estos tienen mayores cantidades de azúcar. En esta línea están los bombones, los confites, algunas chocolatinas, etc”.

La explicación que dio Castillejo sobre por qué no se deben comer en exceso las golosinas es porque el tracto digestivo se ve afectado con esa ingesta: “El tracto digestivo inicia en la boca entonces la salud oral del niño ya se puede ver comprometida porque se sabe que está asociado el consumo de azúcares con la caries dental, entonces ahí ya empieza un problema y segundo el intestino puede generar algo que llamamos actividad osmótica, es decir, diarrea con dolor abdominal”.

La Organización Mundial de la Salud-OMS- advierte que el consumo de dulces en los niños no debe superar las dos unidades diarias.

También indicó que debido al consumo excesivo de los caramelos, aumenta el sobrepeso en los niños: “El sobrepeso y la obesidad infantil en Colombia va en aumento y el consumo de dulces y azúcares está directamente relacionado con el aporte calórico y con el peso corporal, así que el consumo de dulces también va a llevar al riesgo de exceso de peso, con los niños que sufren de la enfermedad hay que tener mucho más moderación y control”.

Por último, le indicó a este medio que lo mejor que se le puede dar a los niños en estas fechas son chocolates, pero que realmente tengan más cacao que azúcar, como también se puede hacer uso de yogures o productos lácteos acompañados por algo dulce, que si bien tienen un gran aporte calórico, también aportan nutrientes y proteína.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO