Las redes sociales y el estrés

5 de febrero del 2018

En tsunami de información y de noticias. 

Las redes sociales y el estrés

Hasta la persona más tranquila y tolerante puede sufrir de estrés. Entre más frecuentes sean las adversidades sociales y laborales, mayor serán las consecuencias.

El último síntoma de esta patología es el quiebre de las neuronas. “Así de grave es el estrés, gracias a la inundación informativa que agobia al mundo moderno”, dice a KienyKe.com el profesor titular en psiquiatría de la Universidad Nacional, Álvaro Rodríguez.

Un estudio del Centro de Investigaciones Pew, en Estados Unidos, asegura que el uso de las redes sociales puede llegar a ser un factor característico -y bastante común- entre quienes padecen de estrés.

Esta dolencia es conocida como la enfermedad del siglo XXI y, según los resultados obtenidos, se debe al uso de las plataformas de contenido.

El problema radica en que el usuario se ve afectado por el problema y situaciones preocupantes de sus contactos. No de las propias.

Fueron en total 1.801 adultos a los que se les preguntó hasta qué momento sentían que sus vidas eran estresantes utilizando la Escala de estrés percibido PSE. Esta evalúa a los encuestados mediante diez preguntas que analizan qué tan sobrecargados, impredecibles e inconformes están.

Las dos conclusiones arrojadas fueron las siguientes: las redes no generan estrés de forma directa. Las personas con menos niveles de estrés son las que hacen uso de Twitter y del correo electrónico.

También se descubrió, de manera sorpresiva, que las personas toman los problemas ajenos como suyos cuando son percatados por medio de la red. Generando un alto nivel de angustia.

“Los datos muestran que hay circunstancias bajo las cuales el uso social de la tecnología digital aumenta la conciencia de los eventos estresantes en la vida de los demás”, explica el estudio.

Además, resalta que las mujeres están expuestas a niveles más altos de estrés

“El estrés no está asociado con la frecuencia del uso de la tecnología de las personas, o incluso cuántos amigos tienen los usuarios en las redes sociales. (…) aquellos usuarios que sienten más estrés son aquellos cuyo uso de la tecnología digital está vinculado a niveles más altos de conciencia de los eventos estresantes en las vidas de los demás. Este hallazgo sobre “el costo de cuidar” se suma a la evidencia de que el estrés es contagioso.

No todo es malo. Los beneficios que arrojó el estudio fueron que las personas que hacen uso de las redes, encuentran mayor apoyo y se involucran políticamente más que las personas que se niegan a comunicarse por este medio.

¿Qué es lo que realmente estresa?

Rodríguez asegura que las personas viven tan pendientes de recibir comunicación en todo momento y lugar, desde un mensaje de texto que pueda confirmar una cena entre amigos a una aprobación laboral vía correo electrónico.

Asimismo, el experto asegura que la información en redes sociales no están elaboradas de la misma manera. “Son alarmantes, no existe una retroalimentación que permita estudiar y analizar con claridad lo que se lee en el mundo digital”.

¿Existe un uso correcto?

“Se debe medir distancia y organización. Bastará consultarlas una o dos veces al día. Es mejor para que el cerebro dimensione y le de un valor real para que la persona no se afane por la cantidad de información que recibe”, enfatiza Rodríguez.

A pesar de las buenas cualidades adaptativas del ser humano, siempre va a existir un tope. Cuando se llega a ese tope de estrés, aparecen síntomas de hipertensión, falta de apetito y de sueño, además de ansiedad e inconformidad.

“El estrés es una pandemia moderna”

Y la solución es…

“Podría ser más sencilla de lo que parece. Dejar de pensar y estresarse tanto por todo”. De igual manera, Rodríguez aclara que desde el punto de vista psicológico no se debe sobrecargar el cerebro con información no relevante como es el cuestionamiento de una fotografía de sus amigos en una cena sin usted.

“Se debe organizar la recepción de las noticias y tomarlas con calma sin sacar soluciones apresuradas para evitar molestias psicológicas” finaliza.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO