Trucos para eliminar las manchas amarillas de los dientes

15 de mayo del 2018

Combatir las manchas amarillas de los dientes es posible con remedios caseros

Trucos para eliminar las manchas amarillas de los dientes

Consumir tabaco y café es una de las principales causas de la aparición de las manchas amarillas en los dientes, y aunque eliminarlas no es tarea fácil, existen remedios caseros que pueden ayudar a combatirlas.

Las soluciones para blanquear y eliminar las manchas amarillas en los dientes producto de la nicotina del cigarrillo y de la cafeína está en el vinagre, las frutas y las pastas dentales hechas en casa, que por sus propiedades naturales o químicas, pueden ser de gran utilidad a la hora de tratar las manchas dentales.

El vinagre de manzana, que a su vez puede ser un blanqueador, sirve como un enjuague bucal que al ser tomado y pasado por todos los dientes, brinda resultados favorables para la estética dental. Sin embargo, este producto también puede servir para el lavado de los dientes.

En el caso de las frutas, las propiedades del limón, las fresas, la piña y el plátano logran tratar de manera natural las zonas que han sido manchadas por estos productos.

  1. El limón
    Es necesario cortar un trozo de limón para aplicarlo con movimientos ligeros sobre los dientes, pero también se puede hacer un zumo de limón para enjuagar la boca con él.
  2. Las fresas
    Luego de cortar la fresa en varios trozos, es posible ver que en cada una de ellas tiene en su interior una zona que es más blanca. Esa parte es justo la que debe frotarse por los dientes.
  3. La piña
    En este caso, los efectos pueden percibirse al consumir esta fruta de manera frecuente. Es importante que su jugo pase por todos los dientes. Igualmente, la mezcla de esta fruta con un poco de aceite de coco puede funcionar.
  4. El plátano
    Este producto sirve como blanqueador, luego de pasar la cascara por los dientes.

Por otro lado, la elaboración de una pasta dental casera, es posible con ingredientes como la sal marina, el bicarbonato y el limón. Esta pasta dental puede ser utilizada una vez al día, o una vez a la semana si el caso es de prevención de las manchas.

  • Rayar la piel del limón y ponerla en un recipiente.
  • Se añade el bicarbonato y la sal marina a ese mismo recipiente.
  • Añadir agua a la mezcla de manera cuidadosa para formar una masa con textura similar a la de una pasta de dientes.
Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO