¿En qué consiste el síndrome de alimentación nocturna?

15 de agosto del 2017

Muchas personas implementan dietas estrictas para bajar de peso, y controlar cierta ansiedad referente al consumo de algunos alimentos que puedan potenciar la cantidad de grasa que se acumula en el cuerpo. No obstante, no todas llegan a cumplir el objetivo de mantener una dieta sana y efectiva. En el trajín que trae consigo las […]

¿En qué consiste el síndrome de alimentación nocturna?

Muchas personas implementan dietas estrictas para bajar de peso, y controlar cierta ansiedad referente al consumo de algunos alimentos que puedan potenciar la cantidad de grasa que se acumula en el cuerpo. No obstante, no todas llegan a cumplir el objetivo de mantener una dieta sana y efectiva.

En el trajín que trae consigo las actividades diarias, la gente suele no desayunar, porque no alcanza el tiempo, o porque se levantan sin hambre y así transcurre toda la mañana; otros individuos optan por comer poco pensando que de ese modo mantendrán el peso controlado.

Sin embargo, cuando llega la noche a pesar de cenar en pequeñas cantidades, se levantan a mitad de la noche a devorar todo lo que encuentren en la nevera, por el simple hecho de sentir hambre. Si usted es una de esas personas que padece de estos síntomas, es probable que padezca del síndrome de alimentación nocturna.

Kineyke.com consultó con la doctora Alexandra Rada, quien explicó que “este síndrome es un trastorno que le ocurre a aquellas personas que bloquean su reloj biológico, es decir, alteran sus horas de comida. Esto produce una descompensación en el organismo y genera que ellas eleven la ingesta de alimentos con alto contenido calórico sobretodo en la noche, y por ende, esto hace que  la persona no baje, sino que aumente de peso”.

Un estudio realizado por científicos del Instituto de Estudios Biológicos Salk, ubicado en California (Estados Unidos),  descubrió que hay un par de genes encargados de sincronizar los horarios de comida, los cuales se establecen de manera automática en el cuerpo humano.

Es importante aclarar que afectar el reloj biológico, podría generar un problema mayor como la obesidad , lo cual ocurre sin que la persona se dé cuenta o  detecte los síntomas que tiene el síndrome de alimentación nocturna. Además, entre el 1% y el 2% de la población se ve afectada por este problema de salud.

“Lo ideal es reparar de nuevo aquel reloj, para que la persona sea consciente que debe desayunar al menos el 30% de comida, a media mañana puede consumir un 10% de alimentos, y cuando esté en el tiempo de almuerzo vuelva a elevar ese porcentaje al 30. Cuando llegue la noche es vital que la persona consuma solo el 20% de alimentos.

Es necesario que se regule el organismo evitando consumir azúcares refinados y comer en abundancia, porque pueden perjudicar el sistema digestivo y lo único que provoca es que no se regenere, haciendo que las personas puedan presentar alteraciones en la salud, como no conciliar el sueño de manera adecuada. Además, los porcentajes están dados para que el organismo mejore en las horas de la noche la elevación de la melatonina”, explicó la experta.

Una opción para disminuir el síndrome, es que las personas realicen ejercicios de relajación para evitar que se aumente el nivel de estrés. Asimismo, es relevante que consulte a su médico periódicamente, para que éste ayude a controlar las alteraciones que haya sufrido el organismo o prevenir mayores problemas.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO