¿Qué dice la etiqueta?

¿Qué dice la etiqueta?

30 de octubre del 2015

Un artículo de Sanitas para KienyKe.com

Educar acerca de cómo llevar estilos de vida activos y saludables se ha convertido en una prioridad de salud pública para combatir la obesidad. Además del ejercicio y las dietas balanceadas, leer las etiquetas es parte importante del cambio.

La etiqueta nutricional informa acerca de la cantidad de nutrientes que aporta el producto que se va a consumir, como grasas totales, grasa saturada, grasa trans, colesterol, carbohidratos totales, fibra dietética, azúcares, y proteínas; además de vitaminas y minerales en algunos de los casos como el sodio, el calcio, hierro o vitamina C, entre otros. La etiqueta permite identificar el tamaño de porciones y la cantidad de calorías que aporta el producto; en algunos casos refiere el aporte calórico por el total del producto y en otros hace el reporte por porción de consumo.

Con el fin de poder identificar las características del producto que va a consumir a través de la etiqueta nutricional, tenga en cuenta lo siguiente:

Tamaño de la porción: indica la cantidad del alimento sobre la que se provee la información nutricional. Un consumo superior a esa porción le aporta más calorías y nutrientes.

Calorías totales: señala cuantas calorías aporta por porción. Compare las calorías totales de productos similares y escoja el que más se acomode a sus necesidades o requerimientos nutricionales; por ejemplo, si desea mantener o se encuentra en un plan de reducción de peso, es adecuado seleccionar los alimentos o productos bajos en calorías.

Calorías de grasa: muestra la proporción de calorías aportadas por la grasa, si este valor es cercano al valor de las calorías totales, se trata de un alimento rico en grasa.

Colesterol: identifique la cantidad y seleccione aquellos alimentos que tengan menor cantidad o que sean libres de grasas trans.

Sodio: seleccione alimentos que aporten menos de 140 mg de sodio por porción.

Carbohidratos: indica qué cantidad y cuál es la fuente del carbohidrato. Fíjese en la cantidad de fibra que aporta el alimento y prefiera los que aporten más de 2.5 gramos por porción.

Azúcar: este es un punto de mucha importancia para pacientes con diabetes o con problemas de peso.

Proteína: siempre es conveniente saber si el alimento suministra suficiente proteína y si tiene origen animal o vegetal.

Vitaminas: ayuda cuando hay deficiencias específicas de algunas vitaminas.