La transexualidad ya no es una enfermedad mental

18 de junio del 2018

La actualización entra en vigencia en 2022.

La transexualidad ya no es una enfermedad mental

La Organización Mundial de la Salud-OMS- publicó una nueva Clasificación Internacional de Enfermedades, y en ella permite el reconocimiento de más de 55.000 lesiones, enfermedades y causas de muerte.

Según Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, la Clasificación permite entender lo que hace que las personas se enfermen y mueran, y tomar medidas para prevenir el sufrimiento y salva vidas.

La actualización del documento por parte de la entidad, que se dio luego de casi 30 años en los que no se alteraban los listados del estado de salud, tiene una gran novedad. Según la OMS, la transexualidad, que era considerada como un desorden de identidad de género y por ende, enfermedad mental, ya no hace parte de ese listado.

La explicación la entregó el director del departamento de Salud Mental y Abuso de Substancias de la OMS, Shekhar Saxena: “Queremos que las personas que padecen estas condiciones puedan obtener la ayuda sanitaria cuando la necesiten”, además, la comunidad LGBTI había buscado cambiar esa situación y reivindicar sus derechos durante años, y la decisión fue un triunfo para ellos.

Además, Saxena indicó que no existen evidencias de que una persona con un desorden de identidad de género deba tener automáticamente al mismo tiempo un desorden mental, aunque suceda muy a menudo que vaya acompañado de ansiedad o depresión.

Según expertos, la nueva actualización de la clasificación proporciona un lenguaje común para informar y controlar las enfermedades. Además, es utilizada por las aseguradoras de salud cuyos reembolsos dependen de su codificación; los gerentes de programas nacionales de salud y especialistas que analizan la salud global y determinan la asignación de recursos.

Sin embargo, pese a que se realizó la actualización, la lista entrará en vigencia a partir del 1 de enero de 2022. El lanzamiento previo que tuvo, se hizo con el fin de que los países se planifiquen sobre cómo usar la nueva versión y capacitar a los profesionales de la salud.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO