El chisme que enfureció a Madonna

El chisme que enfureció a Madonna

16 de marzo del 2016

El pasado 10 y 12 de marzo Madonna presentó en  Melbourne, Australia, un concierto que la prensa europea describe como “el concierto más triste de Madonna”

Fue triste porque era la primera aparición en público de la reina del pop después de que su hijo Rocco, tomara la decisión de irse a Londres a vivir con su padre Guy Ritchie, de quien la cantante se separó en 2008.

Lea también: ¿Katy Perry es en verdad una niña reportada como muerta hace 20 años?

En el escenario, la cantante se convirtió en actriz y mientras interpretaba ‘Lágrimas de un Payaso’, fingía había de un triciclo.

“Hoy voy a hacer una cosa que nunca he hecho, y es beber mientras canto… Por Jesucristo, tráiganme una copa”, pidió la cantante a uno de sus colaboradores. Y se la dieron. “Voy a dedicarle esta canción”.

Lea también: Revive una vieja y absurda teoría: Avril Lavigne está muerta

Visiblmente conmovida, la cantante dedicó el concierto al joven de 15 años mientras tomaba una copa.

Al día siguiente, la prensa sensacionalista europea dio la noticia: ¡Madonna cantó borracha!

En redes sociales todo el mundo habló del tema y ella, que no acostumbra a responder a todo lo que dice la prensa, respondió: “Es muy triste que la gente no conozca el arte de interpretar un papel. No podría hacer ninguna de mis actuaciones borracha”.

En su cuenta de Instagram reflexionó:  “Esto demuestra sexismo y misoginia; no sólo no cobramos igual que los hombres sino que todavía se nos trata como herejes si nos comportamos mal o si nos salimos de lo establecido”, añadió.

No solo Madonna salió a desmentir el chisme: “No estaba borracha, y como prometió, tomo un cosmopolitan en el escenario. Nada más, nada menos”, dijo un representante de la cantante.

A quienes insinuaron que además de borracha estaba drogada, la cantante de 57 años publicó en su cuenta de Instagram una foto con sus hijos David Banda Mwale y Mercy James: “Esta es mi droga. Amor y felicidad”.