¿Y si tu abuelo ve porno en 3D?

¿Y si tu abuelo ve porno en 3D?

25 de junio del 2016

Llega el fin de semana y tras una semana agitada, llena de estrés y preocupaciones, es el momento de divertirse un poco.

En Internet hay material, y de sobra, para momentos de relajación.

Lea también: Cuando la actriz porno Esperanza Gómez intentó huir de una escena XXX

¿Cómo reaccionan los abuelos cuando ven porno? ¿Y si lo hacen en 3D?

Esas fueron las preguntas que se plantearon los creativos del canal español de YouTube,TiparracoSA, quienes  salieron a las calles con un visor de realidad virtual e invitaron a algunos abuelos que conversaban y alimentaban palomas a ver un video XXX.

Además: 10 secretos del cine porno contados por quienes lo protagonizan

Las reacciones de los y las señoras de la tercera edad son graciosas.

“¡Madre mía que chorizo  (pene) tan grande (…) que cosa más buena”

“Ay madre, ay Dios mío, ay Jesús”

“Esto es una maravilla”

“Pero así se ven todas las mujeres desnudas por ahí”

“Madre mía, a esta muchacha cómo se le ocurre hacer estas cosas”.

Esas son algunas de las exclamaciones que vieron los videos porno en realidad virtual.

A los abuelos se les vio cómodos con la experiencia, sin embargo, es posible que ignoren detalles sobre la forma en la que se producen estas películas de cine para adultos.

Hay diez mentiras del cine porno.

Primera mentira: La medida del pene del actor porno debe ser de gran tamaño, pero sabemos que en la vida real esas proporciones varían, la industria busca hombres con un tamaño mayor para mostrarnos el prototipo que buscan las mujeres, pero eso no significa que quienes no posean la talla XL no puedan conseguir los mismos resultados de un actor que pertenezca a esta industria.

Segunda mentira: En el cine porno no hay lugar para el romanticismo, los hombres siempre van al grano y evaden las caricias o la ternura, van a lo que van, también se sabe que los actores tienen unos minutos antes para saludarse y empezar la acción. Sin embargo, en la vida real, una mujer no se acostaría con un hombre frío o con las hormonas alborotadas al 100%, como en todo juego es importante un buen calentamiento.

 Tercera mentira: Los actores porno practican distintas posiciones acrobáticas, como si fueran contorsionistas naturales, sin tener en cuenta que ese tipo de actos son muy incómodos en el mundo real. Más de uno ha intentado realizar estas escenas que se han convertido en un dolor de cabeza para más de uno, se ha hablado de lesiones, de torceduras y hasta fracturas. No hay nada que hacer, estos actores están entrenados para realizar este tipo de escenas circenses que se nos muestra en la pantalla.

Lea las ocho mentiras restantes: Las diez mentiras del cine porno