¿Por qué las relaciones con los amantes son más intensas?

¿Por qué las relaciones con los amantes son más intensas?

1 de octubre del 2014

La oncóloga colombiana Ana María González fue condenada a diez años de cárcel por envenenar a su amante, el también médico George Blumenschein.

Según la justicia estadounidense, Ana María le puso anticongelante, un químico incoloro e inodoro, a dos tazas de café que le ofreció a George, quien le fue infiel a su novia en los últimos años mientras ella se sometía a tratamientos de fertilización. El envenenamiento dejó a Blumenschein con graves daños renales.

Lea también: ¿Por qué nos desenamoramos? 

Las relaciones con los amantes son más intensas y nos pueden convertir en personas poco racionales. KienyKe.com habló con Diego Castrillón, presidente de la Asociación Psicólogos con Dignidad, sobre los triángulos amorosos y los desenlaces fatales.

Según explica el especialista, en América Latina son más frecuentes los casos de las personas que matan a sus parejas. “No somos buenos para aceptar la frustración y la pérdida de una persona. No tenemos una buena capacidad de dejar ir a alguien porque generamos vínculos muy fuertes y arraigados”, indica.

Parejas

Además, nuestros vínculos afectivos tienen expectativas altas. “La relación de pareja se basa en modelos de perfección, permanencia en el tiempo y estabilidad, muchísima expectativa de felicidad con base en el otro. Pensamos en que el otro es quien provoca la felicidad”.

La frustración hace que las personas reaccionen con violencia. Por esta razón, es importante entender que todo el mundo es temporal en nuestras vidas. “Las personas vienen y van. A veces temprano y a veces demoran un poco más. Uno también se va de la vida de otras personas”.

Sobre los amantes, Castrillón explica que el vínculo con los amantes es más pasional por ser una mezcla de incertidumbre y emociones encontradas. Este tipo de relaciones son más intensas, producen adrenalina y una sensación de culpa con las personas que han sido engañadas.

Un triángulo amoroso tiene cierto riesgo social, laboral y personal. “Estamos juntos pero realmente no estamos comprometidos. Esa incertidumbre es de una relación consensuada pero no consentida”.

Las relaciones de pareja no oficiales llegaron para quedarse y hacen parte de la historia de la humanidad. Pero son perjudiciales cuando las frustraciones llevan a las personas a tomar decisiones inapropiadas como hacerle daño a su pareja o a un tercero.