El Beso de Singapur, técnica para una sexualidad plena

24 de abril del 2017

A diario se conocen teorías, estudios e investigaciones respecto a la sexualidad en todas sus formas, patologías, trastornos, salud, placer, orgasmos… En fin. Todo con el objetivo de lograr una vida sexual sana y mejor para todos. Uno de los términos más sonados últimamente y que al parecer se está convirtiendo en la llave maestra de la […]

El Beso de Singapur, técnica para una sexualidad plena

Foto: Pixnio

A diario se conocen teorías, estudios e investigaciones respecto a la sexualidad en todas sus formas, patologías, trastornos, salud, placer, orgasmos… En fin. Todo con el objetivo de lograr una vida sexual sana y mejor para todos. Uno de los términos más sonados últimamente y que al parecer se está convirtiendo en la llave maestra de la intimidad es el ‘Beso de Singapur‘.

¿Qué es el Beso de Singapur? 

El ‘Beso de Singapur’ es una técnica que se traduce a la estimulación del miembro masculino por medio de la contracción y relajación de los músculos circunvaginales para lograr un efecto de succión; de esta forma los hombres sienten algo parecido a cuando reciben sexo oral, con la variable que el clímax será mucho más intenso gracias a la presión generada por la vagina en el miembro viril.

Las mujeres pueden practicar esta técnica desde cualquier postura, pero es más recomendable practicarla sentada sobre el hombre. La pareja debe estar inmóvil durante la penetración, una vez hecho esto, la mujer sin mover la cadera debe proceder con movimiento rítmicos en intensos a contraer el músculo pubocoxígeno una y otra vez, que se encuentra situado en el suelo de la pelvis; en caso de que no sepa cuál es este músculo, es fácil reconocerlo cuando esté orinando e interrumpa el flujo, esa zona presionada para evitar la salida de la orina, es el músculo pubocoxígeno.

Aunque el foco de esta práctica sexual está centrada en potenciar la sensación de orgasmo en los hombres, las mujeres también sacan una buena ventaja de ello; ‘El Beso de Singapur’, ayuda a fortalecer los músculos pélvicos mejorando nada más y nada menos que la elasticidad vaginal, lo cual provoca un sexo más placentero y un punto extra para ellos, pues te amarán en la cama.

Aunque esta serie de movimientos se pueden realizar de forma natural, hay mujeres que presentan dificultades para lograrlo, a ellas se les recomienda hacer los famosos ‘ejercicios de Kegel’ .

“Para que la mujer pueda hacer este trabajo de contracción puede practicar los famosos ejercicios de kegel, que son ejercicios en los cuales se contrae y se relaja este grupo muscular varias veces al día, en series de 20, realizadas tres veces al día haciendo una contracción por dos segundos.  Esto genera una tonificación y luego de varias semanas de practicarlo pueden estar más fuertes para hacer esta maniobra”, dijo alguna vez para Kienyke.com el especialista en sexología Ezequiel López.

También puede practicarse la técnica del ‘pipí-stop’ con la cual se corta la acción de orinar al principio y se hace con la zona periné. Sin embargo, no se puede abusar de esta práctica.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO