¡Cuidado! Esto lo (y la) podría dejar estéril

8 de diciembre del 2017

¡Cuidado con los malos hábitos alimenticios y el consumo de tabaco y alcohol!

¡Cuidado! Esto lo (y la) podría dejar estéril

La “vida útil” de un hombre, si hablamos en términos reproductivos, es hasta más o menos los 50 años. Una mujer, en cambio, podría quedar embarazada hasta los 40. Sin embargo hay causas orgánicas o externas que, en ambos sexos, dificultan la posibilidad de procrear. Aquí le contamos algunas.

En los hombres

La más importante causa de esterilidad en el género masculino, según los expertos son los malos hábitos. El alcohol, el cigarrillo y la mala alimentación son algunas de las causas principales.

También se debe tener en cuenta el sedentarismo, ya que al permanecer mucho tiempo sentado, los testículos acumulan calor, lo que afecta la producción de esperma.

Estudios han revelado que al menos 1 de cada 6 parejas tienen problemas de infertilidad. De esos casos, entre 35 y 45% están ligados a los efectos del consumo de sustancias en los hombres. Con el cigarrillo, por ejemplo, se estima que baja la producción de espermatozoides en un 25%. Con el alcohol la cifra es similar.

Además de los hábitos también hay causas biológicas, como por ejemplo anomalías en los testículos, fallas genéticas, o enfermedades adquiridas de tipo viral. Al respecto los médicos recomiendan no consumir tabaco, beber con moderación, hacer deporte, consumir gran cantidad de proteína vegetal, y, de ser necesario, seguir un tratamiento que mejore la producción de espermatozoides.

En las mujeres

Los hábitos poco sanos también son causa de infertilidad en las mujeres. Sin embargo, en ellas es más frecuente que el problema sea de tipo biológico u hormonal. La Anovulación es uno de esos problemas: consiste en la imposibilidad de producir óvulos, hecho relacionado casi siempre a una condición genética prexistente. También se relaciona con la edad.

Otro problema para tener hijos es la Hiperprolactinemia, una enfermedad que se caracteriza por la producción excesiva de prolactina, hormona encargada de leche materna. La enfermedad afecta la ovulación porque actúa en el hipotálamo, inhibiendo los ciclos menstruales. Se puede producir por tumores o trastornos tiroideos.

También puede haber infertilidad por quistes en los ovarios y por la menopausia precoz. Por el tipo de trastornos, los médicos recomiendan tratamientos que incluyan hormonas. Además aplican las mismas recomendaciones que para ellos: buena alimentación, ejercicio y evitar el consumo de drogas.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO