La práctica sexual que ayuda a encontrar el punto P

21 de octubre del 2018

Así encuentra el punto de mayor placer en los hombres.

Punto

Shutterstock

La sexualidad es algo compleja para muchos seres humanos, las personas se pasan la vida explorando su cuerpo a nivel sexual para conocerse y saber qué es lo que más disfrutan al momento de intimar con alguien más. Uno de los elementos relevantes cuando se habla de alcanzar el orgasmo, es encontrar el punto G, misterioso punto que causa placer máximo en la mujer y que su equivalente masculino es el punto P.

Si se habla de la sexología contemporánea, algunos de sus expertos afirman que el punto P de los hombres se encuentra escondido justo detrás de la próstata, pero en la lejana cultura asiática, algunos manifiestan que las únicas que saben dónde se localiza este punto son las prostitutas tailandesas.

Es cierto que algunos se puedan echar para atrás hablando de prostitución oriental, y es que es algo poco convencional, pero si en la pareja, sea hetero u homosexual, se encuentra un método que es del todo efectivo y se desea alcanzar ese clímax intenso final no se debe rechazar esta experiencia.

Para encontrar el famoso punto P, según estos personajes milenarios, se necesita de una técnica masajista en la que es necesario introducir durante el coito un rosario anal, una tira que consta de pequeñas bolas, con diámetro entre 1 y 3 centímetros.

Por supuesto, como todo en la vida, debe hacerse con cuidado, con consentimiento de la otra persona, para que ninguno de los dos, durante el sexo, termine lastimado, sobre todo teniendo en cuenta, (especialmente en los hombres heterosexuales) que involucrar el ano no es algo tan usual o convencional.

Estas bolitas unidas por un hilo se encuentran en el mercado de juguetes sexuales, no recurra a cualquier elemento elaborado en casa por seguridad, para empezar, debe estimular el ano masculino a través de un masaje, que relajará el área haciéndola más apta para este tipo de prácticas sexuales.

Luego introduzca en el ano del hombre mientras tienen sexo, para que posteriormente retire de manera cuidadosa y se logre estimular el punto P. Vale recalcar que este aparato puede resultar placentero para ambos géneros. Si desea mayor intensidad, esto se debe hacer mientras él esté penetrando a la mujer, en caso de ser una relación heterosexual, naturalmente.

Este juguete debe ser hipoalergénico, que no cause ninguna alergia o problema en la persona, sea fácil de limpiar y no quede ninguna fibra recubierta de heces, para que después se vuelva utilizar en un divertido acto sexual para los dos.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO