¿Qué se sentiría tener sexo en el espacio?

27 de agosto del 2019

Esto es lo que se sabe hasta ahora.

sexo

Ilustración: Claudia Rojas

El espacio es algo que siempre le ha generado curiosidad a los seres humanos, una duda que puede aparecer es ¿qué se sentiría tener sexo en el espacio? Tal vez algunos tengan fantasías con esta situación pero el problema es que hay muy poca información al respecto.

La NASA recientemente aclaró que hasta ahora nadie ha tenido relaciones sexuales en el espacio, a pesar de que en una misión que ocurrió en 1992, dos astronautas, Mark Lee y Jan Davis, que se conocieron en el entrenamiento espacial y luego confesaron que se casaron fuera del planeta Tierra.

Tener sexo en el espacio es una cuestión que cada vez se hace más intensa, sobre todo recordando lo popular que es pensar en la carrera espacial a Marte, aunque ya se ha mencionado que para que los humanos pudieran respirar el aire del planeta rojo faltan al menos 100.000 años y otros 100 para tolerar las temperaturas, sin embargo, siguen preguntado, ¿sería posible tener sexo en el espacio?

En caso de aterrizar en marte, los viajeros espaciales habrán tenido que pasar 21 meses a bordo de una nave, un recorrido mucho más largo que viajar a la luna. La ciencia, sobre todo la medicina, no ha demostrado tanto interés en la posibilidad del sexo en el espacio, pero sí en si es posible reproducirse, aquí llega otra pregunta, si los viajes interplanetarios pueden afectar la fertilidad.

Durante la década de 1960, el Biosatellite Program de la NASA experimentó con algunos animales, como la mosca de la fruta, el pez de agua dulce japonés o la rata, para que copularan en el espacio, los científicos se dieron que cuenta que algunos de ellos se mostraban desorientados, les era difícil encontrar a su pareja, presentaban disminución de la libido, problemas hormonales y ovulación, algunos tenían abortos y problemas para que los fetos se desarrollaran propiamente, muchos temen que esto también pase en las personas.

La menstruación no se afecta cuando hay ausencia de gravedad, pero no hay datos suficientes, el 11% de las 543 personas que han estado presentes en misiones espaciales son mujeres, es por eso que recientemente ha habido un interés en conocer más sobre lo que les sucede a nivel hormonal cuando viajar, los efectos de la radiación (que podría causar cáncer o mutación genética) y otros aspectos que podrían verse afectados en los astronautas y fetos.

El fenómeno que hace levitar a las personas en el espacio se llama microgravedad y podría amenazar el sexo y la reproducción. El tener sexo o ejercer fuerza contra otro cuerpo no es una alta preocupación, los análisis médicos apuntan a otros problemas, la ausencia de ovulación y la pérdida de masa muscular, lo que afectaría el desarrollo de un feto.

En teoría tener sexo en las alturas sería difícil por logística o por falta de práctica, mientras que en cuanto a la reproducción, todavía falta más evidencia científica. Tal vez sería mejor quedarse en la Tierra.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO