Cosas que aumentan el riesgo de sufrir una ETS

18 de julio del 2019

Evite estos cinco comportamientos.

ets

Foto: Freepik

A estar alturas de la vida muchos deberían saber que es muy importante prestar atención al tema de las infecciones o enfermedades de transmisión sexual (ETS). Evitar el riesgo de contraer una debe ser una preocupación en todas las personas que son sexualmente activas.

Por obvias razones usted debería saber que es fundamental evitar el sexo sin protección. Pero también hay otras cosas que pueden favorecer a que usted se contagie con una ETS. Entre ellas:

Remover el vello público, un estudio reciente en la publicación Sexually Transmitted Infections encontró que esta práctica duplica la probabilidad de tener una infección de trasmisión sexual y hacerlo doce veces o más por año cuadriplica sus cambios.

Es probable que las personas más susceptibles a las ETS suelan recortar, rasurar o quitar con cera los pelos. Pero según la ginecóloga Jennifer Gunters, estos rituales pueden rasgar la piel, propiciando más formas para que una enfermedad o infección de estas sea trasmitida.

Por otro lado, si usted ya tuvo una ETS, los chances de obtener una son más altos si ya lidió con este tipo de enfermedades, así lo reporta la Clínica Mayo. Esto puede deberse a que las infecciones pueden dejar llagas o desgarrar la piel.

Otra cosa a tener en cuenta es si usted es menor de 24 años de edad, cerca de la mitad de los veinte millones de casos de ETS que brotan en Estados Unidos, cada año las personas entre 15 y 24 son las afectadas. La razón puede estar en que la gente joven tiene tendencia a no tener relaciones sexuales con protección o examinarse, pero las mujeres jóvenes, físicamente, también son más vulnerables.

Continuando, las duchas, vaginales o anales, son innecesarias y dañinas. Un estudio demostró que las mujeres que se duchan regularmente tienen 84% más de probabilidad de sufrir una ETS que las que nunca lo hacen. Las duchas no solo eliminan las bacterias saludables de la vagina, también aumentan el crecimiento de las que no son saludables, lo que puede provocar gonorrea o clamidia, que infectan el útero y pueden dejar un suelo pélvico inflamado.

Finalmente, evite no usar lubricante. La sequedad vaginal puede causar desgarros, que dejan lugares expuestos para que las infecciones ingresen al cuerpo. También aumenta el riesgo a que el condón se rompa, así lo advierte la Universidad de Columbia.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO