Cómo incide la pornografía en la relación de pareja

Cómo incide la pornografía en la relación de pareja

31 de enero del 2018

Tanto hombres como mujeres suelen ver y disfrutar del contenido para adultos. Por lo general, al ser más visuales, los hombres tienden a consumir este tipo de productos audiovisuales con mayor frecuencia que sus parejas. 

Sexólogos y expertos en la materia recomiendan ver pornografía en pareja con el ánimo de empezar y generar nuevas ideas para salir de la rutina sexual. Aquí pueden surgir nuevas posiciones, gustos y fetiches que, a lo mejor, beneficiarán y alejarán a la pareja de la monotonía. 

Por esa razón, KIENYKE.COM se dio a la tarea de investigar más a fondo y contactó al sexólogo Fernando Rosero, para hablar de cómo incide la pornografía en la vida en pareja.

Rosero asegura que la pornografía no puede ser entendida como un aspecto negativo al estar dentro del espectro lúdico y erótico. “No hay ningún problema en darle un nuevo aire a la relación con este tipo de contenido”, expresa. 

“El problema radica cuando la pareja empieza a depender exclusivamente de la pornografía para poder tener un resultado de excitación. El problema está en depender de la pornografía como estímulo erótico necesario, único e indispensable”. 

¿Y si mi pareja prefiere la pornografía al coito?

“Aquí hay un problema debido a que naturalmente el ser humano tiene una mejor respuesta al estímulo erótico de seducción y no al pornográfico”, enfatiza Rosero.

En ese orden de ideas, este tipo de contenido audiovisual no es calificado como negativo siempre y cuando no sea exclusiva necesidad de la pareja. 

¿Qué dicen los estudios? 

Diversos estudios han arrojado que puede ser beneficioso para la pareja, siempre y cuando la decisión se tome en conjunto. Ambos pueden sacar provecho de lo que observan. 

Se cree que tienen más confianza y la intimidad tiene un mayor gozo debido a que tienden a ser más honestos a decir qué les gusta y qué no.