Sexo anal: tips de higiene para tener en cuenta

Sexo anal: tips de higiene para tener en cuenta

11 de julio del 2017

Explorar las diferentes formas en las que se tienen relaciones sexuales es uno de los más grandes placeres que una persona puede experimentar. Entre las muchas formas de exploración, la práctica de sexo anal se ha vuelto más común de lo que pareciera.

Sin embargo, está actividad sino se hace de manera segura se puede exponer a padecer riesgos como infecciones de transmisión sexual como VIH, VPH, sífilis,  herpes genitales, gonorrea e incluso sufrir de lesiones como los desgarros y hemorragias. Además, existe el temor que al generar este vínculo sexual, se provoque un accidente en donde las heces sean el protagonista principal.

Lea también: 15 segundos de sexo, la nueva tendencia

Estos riesgos se pueden reducir cuando se tiene una buena higiene anal. Evacuar algunos o la mayoría de los desechos tóxicos que se encuentran en esta zona, hará que su relación sexual sea del todo placentera, que su pareja se sienta a gusto y que las enfermedades no le dañen un buen momento.

Para evitar cualquier inconveniente con la zona perianal es importante que tenga en cuenta los siguientes consejos o alternativas , y de ese modo tener una relación más segura e higiénica.

En primer lugar para hacer una adecuada limpieza, se debe hacer una ducha con un tipo de pera anal, parecida a la herramienta con la que le sacan los residuos de la nariz (mocos) a los niños, pero con una mayor longitud.

Foto: Shutterstock

Foto: Shutterstock

Lea también: Personas con VIH sí pueden ser sexualmente activas 

El paso siguiente es insertar en la cavidad anal la pera, llenando con agua tibia la parte circular. Es necesario usar agua limpia (purificada) y no de la llave, ya que no se sabe con certeza si el líquido contiene algunos hongos o insectos pequeños que generen infecciones no deseadas.

Los enemas, como mejor se les conoce a estos instrumentos, son utilizados para limpiar el recto cuando hay acumulación de heces que no salen con facilidad y ayudan a mover el colon. Se aplica en la parte estética y como terapia alternativa.

Foto: Shutterstock

Foto: Shutterstock

Otra herramienta que se puede utilizar para limpiar el orificio del recto con suero fisiológico y agua tibia. Por medio de una boquilla tubular se debe introducir con cuidado para remover los residuos sin lastimar esta delicada zona.

Es fundamental tener en cuenta que los edemas no deben ser compartidos. Su uso es personal y después de haber realizado el lavado anal, es importante limpiar el instrumento.

Como recomendación adicional puede complementar la limpieza con una dieta ligera, para evitar la acumulación de heces que al salir no serían nada agradables de observar terminada la relación sexual.

Para que se de un encuentro sexual agradable, la sugerencia es que realice el lavado con cuatro horas de anterioridad para que el cuerpo tenga tiempo de expulsar los desechos intestinales.

Los expertos aconsejan que la limpieza se haga una vez al mes para no dañar la mucosa que produce el intestino de manera natural, sin dejar de tener las relaciones anales las veces que se deseen. El uso del condón también es indispensable, ya que ayuda a evitar enfermedades en cavidades urinarias para quien penetra.