¿Te gusta y quieres saber si eres correspondida?

¿Te gusta y quieres saber si eres correspondida?

27 de Agosto del 2017

Hay ciertas pistas que delatan a un hombre que siente atracción o química por una mujer, sobre todos los gestos. Seguro algunos comportamientos la harán confundir, pero otros son infalibles y determinan que esa energía que se siente hasta en el entorno es real.

Ponga atención a estas pequeñas acciones que le indican si es correspondida o si debe guardar una distancia, si no existe un interés recíproco. 

1. Busca pretextos para tocarle o acomodarle el cabello: Es una señal de que le gusta, aunque no se puede asegurar que al día siguiente esté frente a sus padres, sí es signo de atracción y de que se preocupa porque se sienta bien.

2. El lenguaje corporal: Puede ser una buena pista. Si un hombre se toca los labios o se los muerde mientras se acerca a usted, es un gran signo de que existe un gusto, y que todo puede desencadenar en una gran atracción.

3. Sostiene la mirada: Si esa persona la mira fijamente mientras conversa con usted y no tiene alrededor algún distractor, es una fuerte señal de que le gusta y de que se preocupa por lo que se habla, además si sigue el hilo de la conversación y no la acapara más de la cuenta, es un signo fuerte de que se siente bien al estar en su compañía. Si la actitud es ver el celular a cada rato o el reloj mientras usted habla se debe a dos razones: que definitivamente no le atrae o la verdad se aburrió de la conversación.

4. La posición corporal es clave: Si habla con esa persona y su cuerpo se dirige hacia usted es que le interesa estar a su lado y conversar. De otro modo, si está sentado hablando con esa persona y ella se queda alejada, lo mira pero los hombros y el torso apuntan a otro lado, entonces no quiere estar allí y en cualquier momento se retirara.

5. Imita sus gestos: Si va a beber agua y esa persona toma también su bebida para hacerlo, es porque quiere escuchar y seguir la conversación. Si usted cruza las piernas y sin darse cuenta su compañía también lo hace, es clara señal de atracción. Levantar las cejas cuando se sorprende por algo que dijo o cuando usted llega, sobre todo en la primera cita, es una señal inconsciente de que hay química.